Así ha terminado la gran final del split de verano de LoL: Fnatic en estado puro

El pasado 15 de junio dio comienzo la máxima competición europea de League of Legends. Alberto Guerrero, country manager de Riot Games para España, recordaba así el hecho de contar con Madrid —concretamente el Palacio Vistalegre— como enclave para celebrar la gran final: “el dinamismo de la comunidad española, la implicación de las autoridades locales y las infraestructuras que ofrece la ciudad para este tipo de eventos internacionales hace que no haya una mejor opción que Madrid para celebrar un torneo de esta trascendencia”.

Ya tuvimos la oportunidad de avanzar el torneo. Pero ahora llegaba el momento decisivo. Y hemos podido verlo gracias a nuestros monitores Predator de Acer, partner y proveedor oficial de monitores del EU League of Legends Championship Series. El sábado, 8 de septiembre, a las 17:00 horas se jugó el tercer puesto entre Vitality y Misfits. Y el domingo fue la gran final entre Schalke 04 y los eternos imbatibles, Fnatic. Sospechábamos que Fnatic volviese a coronarse. Y así ha sido. Pero no lancemos más spoliers.

El sistema de horarios fue el habitual: sobre las 15:00 horas se abrieron las puertas, sobre las 16:30 comenzó el preshow con aroma de tormenta en el ambiente y, sobre las cinco, dio comienzo la competición luchando con el habitual formato al mejor de cinco. El pabellón se vistió de nuevos colores y la voz de Ulises, en la mesa e Ibai, a pie de pista.

La batalla por el tercer y cuarto puesto

Con una bolsa de premios de 180.000 euros, el Palacio de Vistalegre de Madrid ha sido el corazón del evento europeo más importante de League of Legends.

Como decíamos, durante la jornada del sábado asistimos a la batalla entre Vitality y Misfits. Al final fue el Team Vitality quien se llevó el gato al agua y se impuso ante un Misfits Gaming que salió a darlo todo. No en vano, la primera partida fue para el joven equipo conformado por ‘Alphari’ Morris, ‘Maxlore’ Sarafian y el resto de estrellas. El francés Steven ‘Hans Sama’ Liv salió con las pilas cargadas y acabó con un marcador personal de 9/1/6.

El comienzo prometedor no sirvió de mucho, por desgracia. Vitality reagrupó filas y el italiano Daniele ‘Jiizuke’ Di Mauro puso a su Zilean a reventar estadísticas. Lograron una de las victorias más rápidas del año, dañando así la moral del contrincante. Su recolección sirvió para adelantar y acabar sumando un punto al marcador del equipo.

Entretanto, el portugués Amadeu ‘Attila’ Carvalho, uno de los jugadores revelación de la temporada, demostró por qué está en estado de gracia logrando siete muertes que marcaron el 2-1 en la serie. Victoria en 27 minutos y acariciando el bronce con las yemas de los dedos.

Pese al nuevo equilibrio de bajas, Vitality supo aguantar el tipo y en la cuarta partida, la más larga de la tarde (algo más de 34 minutos), el dominio se decantó a favor de los amarillos.

Un bronce escrito en oro. Pero lo más satisfactorio del club, en su primera temporada en la LCS, es conocer posibilidad para su clasificación directa para el campeonato del mundo, ya que han sumado 100 puntos frente a los 90 que posee el Schalke 04. Será en octubre, en Corea del Sur y aún quedan tres semanas de batallas. El clasificatorio regional les espera.

Unas vibrantes finales

Los viejos reyes de Europa siguen siéndolo sin discusión. Ya es el séptimo título de la LCS EU que se llevan a casa. Otro 3-1 contra un FC Schalke 04 que ha logrado unos magníficos resultados durante la temporada. El control y la rivalidad no dejó a nadie sin trabajo, pero el reinado de los naranjas no se hizo esperar.

Todo comenzó con un Schalke 04 copando las primeras sangres, llevándose la partida con una agresividad clásica. En el early game el dominio estaba claro y en Fnatic faltaban reflejos. Reflejos que tardaron en engrasar, pero que una vez puestos en tono serían letales. La segunda partida también comenzó a favor de Schalker pero la entrada de sOAZ, que había chupado banquillo en la primera partida, cambió los pesos de la balanza.

La resistencia poco a poco se fue desmoronando en las siguientes partidas, de 25 y 30 minutos respectivamente. Hubo momentos que nos recordaron a los últimos momentos ligueros —que, por cierto, ganaron unos MAD Lions capitaneados por Alvar “Araneae” Martin—, con dominio alemán, pero juego especialmente lúcido por parte de Fnatic.

A todo juicio, Fnatic demostró mejor juego con Martin ‘Rekkles’ Larsson que con  Gabrïel ‘Bwipo’ Rau, toplaner reconvertido en AD Carry durante toda la temporada —el roockie que más veces murió durante el pasado split, pero un jugador comodín de sobrado talento—. Sus cifras no son especialmente superiores, aunque en toda partida que ha jugado el sueco ha sabido dejar marca, ya fuese con Karma o Xayah, como en este caso.

No ha sido una victoria de leyenda, pero sí una merecida que les conduce inmediatamente a los Worlds. No obstante, los alemanes aún podrían llegar al Mundial mediante el clasificatorio regional. Con todo, nadie les pondrá atajos. Porque, cuando se trata de eSports en general y League of Legends en particular, nadie se rinde hasta el último segundo.

En InGET by Acer | Los últimos videojuegos del mercado para aprovechar al máximo tu convertible

En InGET by Acer | Tal vez tu videojuego favorito lo creó una sola persona con un portátil

Israel Fernández