Gamificación en las aulas: videojuegos que potencian el aprendizaje

La gamificación es una técnica de aprendizaje, cada vez más extendida, que lleva todo el potencial de los videojuegos al ámbito educativo para así poder mejorar los resultados de los alumnos en clase. ¿Qué ventajas tiene traer los videojuegos al aula?

¿Qué es la gamificación?

La gamificación (o ludificación) en la educación es una técnica a la orden del día. Desde la etapa infantil a la educación postobligatoria, la tecnología se ha convertido en una herramienta indispensable. Y, dentro de ese avance tecnológico aplicado a la educación, encontramos los videojuegos.

El videojuego permite generar un aprendizaje significativo en el alumno, facilitando la interiorización de contenidos y aumentando su motivación y participación. Para ello, se utiliza la conocida dinámica de puntuación, niveles y recompensas que vemos en una gran cantidad de títulos, desde los más retro hasta los más modernos.

El videojuego en el aula se convierte en un método efectivo para acelerar el proceso de aprendizaje. Usando estas dinámicas propias que mencionamos, y que tan bien conocen los más jóvenes, el software de entretenimiento se adapta al aula a la perfección. Los expertos repiten siempre una misma idea, muy necesaria sobre todo en las etapas iniciales del alumnado: siempre se conecta mejor con el estudiante si se hace jugando.

¿Qué conocimientos o habilidades se desarrollan con el videojuego en la gamificación?

Lo mejor del videojuego, o de las tecnologías de la información y comunicación en general, es que amplía mucho el abanico de posibilidades. Es decir, plantea en el aula una gran variedad de recursos que permiten adaptarse a todas las etapas de aprendizaje. Además, hace que para los profesores sea mucho más sencillo motivar a los alumnos y personalizar las actividades y contenidos de la clase.

Gracias a la diversidad de herramientas que proporcionan, los videojuegos se pueden utilizar en todas las materias. Lo más común es enseñar a los niños matemáticas o asignaturas que generalmente suelen ser más complicadas, pero podemos ver la gamificación para aprender idiomas, ciencias o, cómo no, tecnología y programación. De hecho, enseñar programación en las etapas de Primaria y Secundaria se está extendiendo con éxito

Los mejores videojuegos para el aprendizaje

La vía del videojuego para aplicar la gamificación en las aulas tiene, hoy por hoy, abundantes opciones entre las que elegir. Por nuestra parte, hemos seleccionado algunos de los más reconocidos para empezar a adentrase en este mundillo.

Kahoot!

También disponible en página web, la aplicación ‘Kahoot!’ fue lanzada en 2012. Esta app nos permite realizar trivials, perfectos para el repaso de la materia. Al incluir un sistema de ranking por puntos, incita a los alumnos a responder rápidamente (por supuesto, alentando la respuesta correcta). 

Global Conflicts Palestine

También podemos encontrar juegos que llevan al alumnado a conocer partes de la historia, como ‘Global Conflicts Palestine‘, títulos más serios y pensados para Secundaria. Este, en concreto, ha sido elogiado como uno de los mejores juegos sobre historia y una de las mejores formas de explicar el conflicto palestino desde un videojuego del género aventura.

Numantia

Queremos hacer mención especial a ‘Numantia‘, un videojuego de estrategia desarrollado en España. Si bien está pensado para mayores de 16 años, el título relata distintos acontecimientos en la península ibérica durante la expansión romana en el año 154 a.C. 

Dentro de este tipo de juegos, podemos incluir también la saga de estrategia ‘Civilization’ o ‘Discover Babylon‘, para acercarnos a la cultura mesopotámica. 

Minecraft

Por otro lado, el sandbox Minecraft es uno de los videojuegos de construcción más recomendados para impulsar la creatividad de los más pequeños. Gracias a la cantidad de posibilidades que ofrece su mundo abierto, es un gran título para jugar en clase y dejar volar la imaginación. En esa promoción de la creatividad, se encuentran además la plataforma de creación de juegos en línea Roblox o el desarrollo también de mundo abierto con infinidad de puzles y localizaciones ‘The Witness‘. 

League of Legends

No hay que dejar de lado a uno de los títulos más jugados a nivel mundial: ‘League of Legends’. El MOBA de Riot Games ha llegado a las aulas en Secundaria y la educación postobligatoria contando con todo tipo de torneos entre institutos y universidades. Aunque haya que luchar contra una comunidad bastante tóxica, es una propuesta perfecta para desarrollar el trabajo en equipo.

Fortnite

Si seguimos esa mirada hacia la importancia de colaborar en equipo, no podemos olvidarnos del popularísimo ‘Fortnite’, tan de moda entre los más jóvenes, como una buena opción. A pesar de ser un shooter, es un juego en el que no se dan escenas sangrientas, por lo que puede adaptarse también a edades tempranas.

El Nitro 5, perfecto para llevar el videojuego al aula

En general, hay muchos videojuegos que pueden aportar valor añadido al aprendizaje. No obstante, no podemos olvidar una herramienta esencial para la gamificación: un buen PC. Las clases se llenan de ordenadores para realizar este proceso de “modernización” y es importante que cuente con los componentes adecuados

Al tratarse de un ordenador portátil, el Nitro 5 de Acer es perfecto para trasladarlo de casa al aula, la biblioteca o cualquier otro entorno. Tanto profesores como alumnos, pueden llevarlo de un lado a otro ante posibles cambios de clase para determinadas materias.

Además, gracias a su procesador AMD Ryzen serie 5000 Mobile y la gráfica GeForce RTX 3080, tendrá el máximo rendimiento a la hora de jugar y hacer las tareas académicas, llevando hasta 32 GB de RAM DDR4 3200.  Asimismo, su acertado diseño evitará el sobrecalentamiento de un equipo que también resulta extremadamente silencioso, por lo que no distraerá con sonidos de ventilación en la clase.

Imágenes | Riot Games, Acer, Prostock-studio, Gorodenkoff

Rocío P. Martín