Los mejores juegos en lo que llevamos de 2019 (para darte una viciada este verano)

Abres ventanas, cierras ventanas, pones el aire acondicionado, o un ventilador, o bajas luces y persianas. Da igual, hace calor y el verano te saluda en forma de ociosidad y ganas de beber algo fresquito. Y, entretanto, se han ido acumulando los mejores juegos del año.

Mientras seguías con tus draconianas maratones de estudio para aprobar Selectividad, o tu grado, o trabajabas hasta el doble turno, o simplemente no podías sacar un ratito libre cada día, el verano es para nosotros, para quienes necesitamos ponernos al día con todos esos juegos que compramos con la promesa de probar en algún momento.

Ese momento es ahora y esos juegos están aquí, las gemas más preciadas en lo que llevamos de 2019. 10 grandes piezas que devorarán tu disco duro y un monitor como el Nitro XV3 para dominarlos a todos. Eso es lo que te recomendamos en esta clasificación de pesos pesados.

Metro Exodus

Dicen que este tercer Metro no ha cumplido con las expectativas, ni de los usuarios, ni de ventas, pero puedes estar seguro que cumple sobradamente con lo que promete.

La tercera adaptación de las novelas de Dmitry Glukhovsky, ubicada en el año 2036, nos saca esta vez de la opresiva red de túnele de metro. En lo visual se traduce en grandes campos por explorar, cuevas, zonas urbanas derruidas, escaramuzas en mitad de la nieve. Una topografía amplia donde 4A Games ha echado el resto.

Metro Exodus salió publicado en febrero y una GeForce GTX 1050 es lo más tibio que nos exige para poder jugar con dignidad. Eso y 8GB de RAM más 60GB de disco duro. First Person Shooter con tintes de survival horror para comenzar fresquito un verano que promete ser inflexible.

The Sinking City

Un recién llegado, como quien dice: el 27 de junio de 2019 aterrizó esta aventura de misterio y terror desarrollada por el mismo equipo que ha trabajado durante una década en adaptar Sherlock Holmes al mundo del videojuego. En este caso no adapta pero se inspira con fuerza en varias obras de H.P. Lovecraft. La garantía de ver trasladado, por fin, el imaginario físico y la inmersiva fuerza marina de R’lyeh a través de otra ciudad ficticia, Oakmont, no puede ser más sugerente.

Aunque la jugabilidad sigue cumpliendo con los patrones del detective inglés, la trama propone posesiones y extraños sueños en pleno años 20. También se concede más libertad de movimiento entre barrios, ya que disponemos de una ciudad entera por la que desplazarnos.

A Plague Tale: Innocence

Ha pasado desapercibido, bajo los radares de la prensa tradicional, pero este juego es una auténtica joya, la puerta de largo de un estudio (Asobo Studio) que ha pasado toda su vida trabajando al servicio de otros estudios y proyectos más grandes.

Dos hermanos, Amicia y Hugo, han de luchar para sobrevivir en mitad del caos social y la devastación de la guerra. El videojuego se enmarca en la Francia medieval del siglo XIV, durante un periodo especialmente cruento en la Guerra de los Cien años. Las ratas serán nuestros principales compañeros y enemigos. Y el uso de la luz y la oscuridad el elemento cardinal en una mecánica basada en la construcción de nuestras propias armas.

Como puedes ver en el tráiler, es un prodigio, y sus requisitos no son gran cosa: con 8 GB y una GeForce GTX 970 tiramos de sobra. En cuanto al procesador se recomienda o el Intel Core i5-4690 (3.5 GHz) o un AMD FX-8300 (3.3 GHz) en adelante.

Tom Clancy’s The Division 2

Ubisoft ha ganado por goleada la partida del shooter looter, el género que popularizó prácticamente inventó Borderlands y popularizó Destiny. Y es que The Division 2 tiene todo lo que, por ejemplo Anthem, no posee.

Una riquísima ambientación urbana que nos escupe decenas de facciones y tiroteos frenéticos sobre las ruinas de una Washington superviviente. Y el juego perfecto para sacar todo el jugo al HDR del Nitro XV3, con certificación VESA DisplayHDR 400, un estándar que sólo se concede a aquellos monitores que cumplen ciertas exigencias en luminancia, gama de color, profundidad de bits y tiempo de respuesta. Nuestro Nitro XV3 va más allá y logra un valor del 90% DCI-P3 en cuanto a perfil de color y una precisión del ídem de Delta E<1.

Los requisitos, en este caso, van a la par con la ambición del estudio galo: podemos jugar con una Nvidia Geforce GTX 670 a 1080p y escasos 30fps, pero se recomienda una Nvidia Geforce GTX 970 para jugar a 1080p y 60 fps, o subir hasta las gráficas AMD RX Vega 56 o Nvidia Geforce GTX 1070 para jugar a 1440p y 60fps. O mejor, si puedes permitirtelo, echar el resto con la configuración élite:

  • Procesador: AMD Ryzen 7 2700X, Intel Core I9-7900X (con sistema operativo Windows 8 o Windows 10)
  • Memoria: 16 GB RAM
  • Tarjeta gráfica: AMD Radeon VII, Nvidia Geforce RTX 2080 TI
  • VRAM: 11 GB
  • DIRECT X: DirectX 11 o 12

Total War: Three Kingdoms

Entre tanto shooter, apetece a veces bajar el aire acondicionado al mínimo rumor para concentrarse en las vanguardias de Creative Assembly. Profundidad, optimización y mimbres que lo han llevado a ser aupado como una obra maestra.

Three Kingdoms es la última iteración en lo que conocemos como estrategia en tiempo real, una especie de Juego de Tronos ambientado en la antigua china —190 d. C.—, en un periodo de héroes legendarios donde se cercenan brazos como quien pone la mesa. Eso sí, para trasladar el realismo de estas masivas batallas necesitaremos un procesador Intel i5-6600 o un Ryzen 5 2600X.

Sekiro: Shadows Die Twice

Los padres de Dark Souls y otros tantos clásicos de fantasía medieval han elevado las reglas del RPG con este complejo juego de duelos de katana. Ambientado en el período Sengoku de finales del siglo XVI en Japón, las reglas históricas se dan la vuelta para convertirnos en un señor de la guerra que protege el alma de un niño de los distintos clanes enemigos.

No queremos desvelar más, ni de sus sistema de progreso ni de las claves de su bello escenario, pero sí podemos chivarte los requisitos que necesita para ejecutarlo con garantías: procesador Intel Core i5-2500K o AMD Ryzen 5 1400 y tarjeta NVIDIA GeForce GTX 970 o AMD Radeon RX 570. El resto está en tus manos.

Resident Evil 2 (Remake)

Aunque no fue el juego que lo inició, RE2 sí fue el ejemplo más popular históricamente hablando del survival horror durante toda una generación, con permiso de Silent Hill. La trama es sencilla: un virus se ha extendido por una ciudad y nosotros debemos escapar de ella, no sin antes ayudar a nuestros compañeros de comisaría.

Este remake se ha llevado todos los aplausos de la crítica por actualizar por completo las mecánicas pero conservando los elementos que hicieron especial a esta entrega: sustos míticos, escenarios opresivos, puzles sencillos pero con su mitología propia, etc.

El RE Engine, diseñado para Resident Evil 7 y usado también en Devil May Cry 5, luce en su máximo esplendor y no solo recomendamos disfrutarlo —y temerlo— con un buen monitor, también conviene tener en cuenta que se recomenda una CPU Intel Core i7-3770 o AMD FX-9590 y una NVIDIA GeForce GTX 1060 o AMD Radeon RX 480 con 3GB de vídeo RAM en cuanto al apartado de la gráfica.

Devil May Cry 5

Lo que ha logrado Capcom con la vuelta del representante hack and slash más popular es digno de reconocer. Gráficamente es un juego colosal, de infarto, uno de esos festines para la vista que no termina con una primera vuelta de combos. Devil May Cry 5 se guarda algunas de sus mejores cartas para el final y, además, propone tres personajes con tres estilos de combate y tres carismas radicalmente diferentes.

En cuanto al diseño de arte, normal que nos pida una NVIDIA GeForce GTX 1060 con 6GB VRAM o AMD Radeon RX 480 con 8GB VRAM. La recreación de este mundo de demonios va a llevar a tu equipo al límite. Merece la pena sacarle todo el jugo en un monitor amplio, en una pantalla IPS 4K de 27″, como mínimo.

Mortal Kombat 11

25 años lleva ya con nosotros la saga de Scorpion, Raiden y compañía. NetherRealm Studios ha firmado esta entrega numerada con la garantía del más y mejor: mejores gráficos, con escenarios trufados de detalles, más personajes, como Spawn o Terminator en el plantel de invitados. Y más exigencias a nuestros equipos: para jugar con unas mínimas garantías se recomienda una NVIDIA GeForce GTX 1060-6GB o la popular AMD RX 570.

Eso sí, es recomendable jugar con un monitor que dé una rápida respuesta visual, como el Nitro XV3. Este equipo permite overclocking hasta 144 Hz, además de garantizar un retardo de 1 ms, logrando imágenes muy definidas en todo momento. Los juegos de lucha, sin una buena definición, sacrifican la mitad de la acción. Vamos, que te comes un combo sin darte cuenta ni de dónde ha venido.

Rage 2

Y hablando de juegos frenéticos, cerramos con el espasmódico Rage 2 el cual es, con permiso de DOOM, el shooter del frenesí por antonomasia, con sus decenas de ejecuciones locas y su baño carmesí. El aspecto gráfico, viniendo de id Software, no es problema. Han garantizado una geometría muy cuidada y una subida importante de calidad en las texturas gracias al motor Apex de Avalanche Studios.

A cambio nos pide unos cuantos compromisos. Para mover a este sucesor necesitamos un procesador Intel Core i7-4770 o AMD Ryzen 5 1600X y un monitor compatible con NVIDIA G-SYNC y Adaptive-Sync. El citado Nitro XV3 está certificado oficialmente y no solo aprueba con nota en este aspecto, también es compatible con frecuencia de actualización variable (VRR) tanto en tarjetas NVIDIA GeForce GTX serie 10 como las RTX serie 20. No necesitas nada más para combatir el calor.

En InGET by Acer | Analizamos el Acer Swift 5: un compañero versátil, potente y ultraligero para tu día a día

En InGET by Acer | Acer Swift 3, el ultradelgado más elegante con el que pasar un día entero lejos del enchufe

Israel Fernández