Todo lo que necesitas saber para escoger el mejor monitor gaming

Desde aquellos viejos monitores de tubo ya han pasado varias décadas, y cómo no las cosas han cambiado… y de qué manera. Si ahora atendemos a las características de un monitor, como por ejemplo las del Acer Nitro XV273, podremos diferenciar especificaciones y funcionalidades creadas en exclusiva para el mundo gamer.

Escoger el mejor monitor gaming no es tarea sencilla. Y aunque hay algunos puntos importantes a tener en cuenta, es importante conocer las tecnologías clave del mundo gaming para así saber qué nos pueden aportar a nuestra experiencia de juego. La resolución, la tasa de refresco, el tamaño o tecnologías como FreeSync, son algunas de las claves que dominan el mercado de los monitores gaming en este 2019.

A por una resolución UHD

La resolución es, tal vez, la característica más reconocida, y habitualmente señal de la calidad que recibimos como usuarios. El número de píxeles es importante y lo que se lleva a día de hoy es alcanzar los 3840×2160 píxeles, es decir, resolución 4K UHD.

acer nitro xv3

Para disfrutar de estos 8,29 millones de píxeles frente a sus ojos necesitarás también una máquina capaz de moverlos, aunque los últimos ordenadores y portátiles del mercado gaming han sido ideados con esta resolución en mente. Equipos como Triton 700 o los Predator Orion 3000 están preparados para que puedas conectar un monitor 4K y sacarle el máximo partido.

El refresco de pantalla de 144 Hz

El refresco de pantalla es la frecuencia con la que el monitor gaming actualiza su imagen. Muy relacionado con la tasa de imágenes por segundo, un mayor refresco de pantalla hace que el usuario tenga una experiencia más fluida. A mayor refresco de pantalla, mejor.

acer nitro xv3 144 hz

Los monitores tienen habitualmente un refresco de 60 Hz, pero los modelos destinados al gaming alcanzan los 144 Hz. Una tasa que duplica (y un poquito más) la de tu ordenador de trabajo y que se nota, y mucho: además de una experiencia más fluida, también te permitirá responder antes a los eventos de tu videojuego favorito.

¿Tamaño? Con el que te sientas más cómodo

¿De qué tamaño te vas a comprar tu próximo monitor gaming? Aquí entramos en un debate arduo e intenso, en el que la respuesta en la mayoría de ocasiones es personal y subjetiva: depende.

acer monitor

Según la disposición de la mesa donde tengas el ordenador, del espacio libre, de la distancia a la que tengas el monitor o incluso de las preferencias personales, elegirás un tamaño u otro. Son muy habituales los monitores de 24 pulgadas, pero la realidad es que existe una tendencia al alza y cada vez son más los que eligen un monitor gaming de 27 pulgadas para jugar.

FreeSync, más fluidez y mejor experiencia

Tal y como funcionan en la actualizar los ordenadores y el paso de la información al monitor, pueden dar ciertos problemas de sincronización. Por ejemplo, que la tarjeta gráfica genere más imágenes por segundo de las que el monitor gaming admite, o al revés. Se trata de tearing y stuttering, y el siguiente vídeo lo explica perfectamente:

Para minimizar las consecuencias visuales de estos problemas, los fabricantes y diseñadores de hardware han ideado varias soluciones. La más veterana es la sincronización vertical (V-Sync), que se ha visto insuficiente con el paso de los años y a la que recientemente se le ha añadido otro de esos palabrejos técnicos: la sincronización adaptativa que ya explicamos más a fondo aquí.

En esencia, tanto FreeSync (creada por AMD) como G-Sync (su contrapartida de NVidia) permiten que GPU y la pantalla intercambien información con el objetivo de sincronizarse entre ellas, proporcionando una mejor experiencia al usuario al evitar problemas como los mencionados anteriormente. Un monitor gaming con FreeSync y una tarjeta gráfica compatible te permitirán disfrutar todavía más de la experiencia.

Imágenes | Facebook de Acer Predator

En Inget | HDR, la especificación a tener en cuenta en tu próximo monitor

En Inget | Guerra a los bordes: las pantallas infinitas ya están aquí

Pablo