Todo lo que sabemos sobre Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2

Corría el año 2004 cuando se lanzó el que para muchos jugadores de PC es uno de los mejores juegos de rol de todos los tiempos. Y que sin embargo muy poca gente conoce. Vampire: The Masquearade – Bloodlines aterrizó de la forma más inceremoniosa posible tras una etapa de desarrollo sumamente complicada, pero que finalizó dejándonos uno de los RPG más lúgubres e inmersivos que se recuerdan. Ahora, más de 15 años después, se aproxima su secuela.

Todo apunta a que Bloodlines 2 será uno de los RPG del año, compitiendo directamente con monstruos de la talla de Cyberpunk 2077 y Baldur’s Gate III; un triplete de éxitos que solo podrá ser disfrutado a tope con los mejores y más versátiles equipos gaming. Portátiles como el Predator Helios 300, tan apropiados para la acción más frenética como para plasmar los oscuros callejones de Seattle usando su pantalla IPS, de gran contraste y negro homogéneo.

Baja las persianas y corre las cortinas, porque comenzamos.

La secuela del mejor RPG que casi nadie jugó en su día

Como decíamos antes, el nacimiento de Bloodlines no fue sencillo. Fuertes problemas económicos llevaron a Troika a lanzarlo en un estado bastante triste, repleto de bugs catastróficos y niveles claramente a medio hacer. Peor aún, salió prácticamente al mismo tiempo que Half-Life 2 (con el que compartía motor gráfico), Metal Gear Solid 3 y Halo 2, lo que lo condenó a la más absoluta oscuridad. Las ventas fueron un desastre y el desarrollador no tardó en bajar la persiana.

Pero su calidad como juego era indiscutible pese al terrible estado en el que se lanzó. Tanto es así que Bloodlines ha vendido mucho más tras el cierre de Troika que en su lanzamiento, y existe una importante comunidad de aficionados que a día de hoy sigue parcheando el juego. Hasta hay una brillante traducción no oficial al español.

Todo un diamante en bruto, Bloodlines destacó por adaptar fidedignamente el extenso (y denso) lore del juego de rol Vampiro: La Mascarada, ambientado en el universo Mundo de Tinieblas. Las interacciones con los personajes no jugadores era tan o más importante que la maestría con las armas, y aunque hablamos de un juego de rol duro, con una ficha de habilidades bastante extensa, la estadística pura y dura de los encuentros no era un evento visiblemente matemático como en otros títulos.

Recientemente Paradox Interactive compró la editora White Wolf junto con todas sus propiedades. Sabedora de que miles y miles de fans demandaban una secuela a la altura de las circunstancias, Bloodlines 2 será su primer RPG basado en Mundo de Tinieblas. Y para ello ha encargado su resurrección a un equipo de lujo. Brian Mitsoda, diseñador del primer juego, está al frente del proyecto, mientras que Cris Avellone (Fallout 2 y New Vegas, Baldur’s Gate) asiste en las labores de guionización.

El vampiro como animal político

Resumir el universo de Mundo de Tinieblas y explicar la síntesis de Vampiro no es sencillo. White Wolf lo diseñó en el auge del movimiento gótico como un mundo oscuro y peligroso, en el que bestias como vampiros, hombros lobo, demonios y espíritus de todo tipo vagan entre la población humana viva sin dar muestras de su existencia, conspirando, matando y librando sus propias batallas. Cada uno de estos seres sobrenaturales vive según sus normas, pero los vampiros, dada su pequeña población y sabedores de que la tecnología moderna los pone en situación de desventaja frente a los humanos, tratan de ocultar su existencia siguiendo la Mascarada.

Formuladas en la edad media, esta serie de normas son la base de la Camarilla, una de las sectas más importantes de la sociedad vampírica. Su propósito es una existencia relativamente pacífica al margen de los humanos vivos. Pero cuidado, no son los vampiros de Crepúsculo, sino monstruos desalmados, corruptores y ambiciosos. Si no mantienen la Mascarada no es por amor a los vivos, para muchos simple ganado, sino porque saben que en caso de guerra tienen todas las de perder.

La Camarilla es una de las sectas, pero no la única. También existe el monstruoso Sabbat, con una interpretación más laxa de la Mascarada, los Anarquistas, que consideran a la Camarilla una banda de petimetres, y otras asociaciones vampíricas menores, algunas de ámbito estrictamente local. Cada una de estas sectas está formada por diversos clanes.

Así, en la Camarilla encontramos a los regios Ventrue, auténticos tanques y mente de la secta, los Toreador, más próximos a los vampiros de las novelas de Anne Rice, y los Nosferatu, seres deformes y acostumbrados a vivir en las alcantarillas, pero con una enorme aptitud para el espionaje. El Sabbat, por ejemplo, aglutina al clan Lasombra, darwinistas sociales que solo siguen la ley del más fuerte, y a los perturbadores Tzimisce, con la capacidad para moldear su propia carne (y la de sus víctimas) como si fuera arcilla.

vampire bloodlines 2

Aunque secta y clan suelen ser uno, existe la posibilidad de que un vampiro Toreador renuncie a la Camarilla y se una a los Anarquistas o incluso al Sabbat. Y hay constancia de vampiros Tzimisce y Lasombra que se han aliado con la Camarilla. Es un juego peligroso y que suele terminar en la Muerte Final del desdichado traidor, pero que es ocasionalmente explotado por todos los bandos. Y que tú mismo deberás plantearte en Bloodlines 2.

De igual forma, hay clanes que se odian entre sí. La confianza no es algo de lo que puedan presumir unos seres que por su naturaleza maldita son fuente de corrupción.

El mejor ejemplo lo encontramos en el clan Tremere, brujos detestados universalmente por la forma en la que obtuvieron su status (no fueron «abrazados» por un vampiro real, sino que se convirtieron mediante experimentos arcanos). Son odiados como ningún otro clan, hasta el punto de que si los escogemos en Bloodlines 2 recibiremos más daño por parte de nuestros enemigos. Al mismo tiempo, sus extraños y poderosos servicios los han convertido en un aliado muy cotizado.

El mecanismo por el que el jugador podrá escoger clan aún no ha sido revelado, pero sabemos que comenzará como un Sangre Débil (vampiro de escasos poderes y sin una línea de sangre o herencia vampírica discernible) «abrazado» sin permiso de la Camarilla. Una auténtica cucaracha en la sociedad vampírica, un desgraciado que merecería la Muerte Final en condiciones normales, pero que de alguna forma será tolerado mientras cumpla su papel como peón en un juego muy oscuro.

Sin un sire o progenitor que nos guíe en nuestra nueva existencia, deberemos aprender a cazar por nosotros mismos. Bloodlines 2 se basa en la edición V5 del juego de rol Vampiro: La Mascarada, y como tal, el estado de ánimo de nuestras víctimas influirá en nuestras habilidades. Alimentarnos de una persona enfadada mejorará nuestros puntos de combate, pero también podría reducir nuestras habilidades de diálogo. Escoger nuestras víctimas basándonos en la resonancia de su sangre será fundamental.

Seattle, la ciudad donde siempre es de noche

vampire bloodlines 2

Así como el primer Bloodlines se desarrollaba en Los Ángeles, su secuela nos lleva a Seattle. La ciudad, hogar de Microsoft y numerosas startups tecnológicas, es el campo de batalla de numerosas facciones. La Camarilla ha logrado desplazar a los Pioneros, la progenie de los primeros vampiros que llegaron con los colonizadores europeos. Entre sus maquinaciones se encuentra el Barón, un misterioso contendiente que busca el control de la ciudad, los «recién llegados», presumiblemente Tremeres auspiciados por la Camarilla, y los nunca vistos, facción atribuida a los deformes Nosferatu.

Bloodlines 2 se desarrollará en una noche eterna (una curiosa opción que evita la disrupción en la jugabilidad que supondría la salida del Sol) seguirá la estructura de «hubs» vista en el primer juego.

vampire bloodlines 2

No será por tanto un mundo abierto, sino formado por diferentes niveles desde los cuales se irradian las misiones y distintas zonas de juego de menor tamaño. Se entiende que cada facción tiene su territorio, incluyendo los Nosferatu. Si en Los Ángeles dominaban las alcantarillas, aquí ocupan el inframundo de Seattle.

La ciudad norteamericana proporciona un escenario único para Bloodlines 2, puesto que tras el gran incendio de 1889 la antigua urbe fue enterrada, construyéndose la actual sobre sus rescoldos. Esta Seattle oculta proporciona también uno de los grandes desafíos técnicos de Bloodlines 2.

Así como el primer Bloodlines destacó por la inmensa calidad de sus animaciones faciales, fruto de ser el primer juego en licenciar el motor Source de Valve, la secuela tratará de revolver nuestro estómago usando las virtudes de la tecnología de trazado de rayos para plasmar ruinas y callejones con un realismo extraordinario; algo que solo será posible si nuestra estación de juego está dotada con una GPU GeForce RTX, tal es el caso del Predator Helios 300.

Como detalle interesante, todo el material que puedes encontrar en este artículo es muy antiguo a pesar de que el juego se lanzará en lo que queda de año. Desde el equipo de desarrollo se asegura que su aspecto ha evolucionado muchísimo, particularmente en lo que se refiere a las animaciones, y es casi seguro que veremos un avance definitivo en los próximos dos meses, coincidiendo con las fechas del cancelado E3 2020.

Domina el inframundo estés donde estés

Ha llegado el momento de afilar los colmillos. Bloodlines 2 saldrá a la venta en algún momento no desvelado de 2020, y más que muchos juegos de acción pura y dura, promete ser un título realmente exigente a nivel técnico. No solo por sus gráficos con trazado de rayos, que en el Predator Helios 300 sacan lo mejor de su tarjeta GeForce RTX 2070, sino también porque su ambientación oscura y repleta de claroscuros hace preciso el uso de un monitor de rendimiento superior a la media.

En el Predator Helios 300 esto se resuelve con una gran pantalla de 15,6 o incluso 17,3 pulgadas basada en la tecnología IPS, por lo que se garantiza un elevado contraste y colores bien definidos. También con un refresco de 144 Hz y un tiempo de respuesta de 3 ms, gracias al cual podremos obtener un frame rate cinematográfico y decir adiós a efectos tan desagradables como el ghosting, para que los únicos fantasmas que veas sean los de tus víctimas cuando cierren sus ojos por última vez.

Imágenes | Acer, Hardsuit Labs

En InGET | Cinco juegos rebajados para que las horas se hagan más cortas

En InGET | Nueve lanzamientos gaming que harán que esta primavera no te separes del PC

Alberto Ballestín