AMD Ryzen: detalles de los procesadores y los mejores chips para los gamers

No hace tanto tiempo AMD no era una opción a tener en cuenta si estábamos buscando un equipo gaming, mucho menos un ordenador portátil. Los chips del eterno rival de Intel tan solo lograban destacar por su reducido precio, pero a nivel de prestaciones, quedaban tan por detrás de la familia Intel Core que se reservaban para modelos de bajo coste. Todo esto cambió con el lanzamiento de la familia Ryzen.

Hoy en día el liderazgo entre ambos mundos de procesadores está muy igualado. Tanto es así que equipos gaming hechos y derechos como el Acer Nitro 5 se ofrecen con opciones Ryzen de altas prestaciones, algo que hace tan solo cinco años hubiera parecido impensable. ¿Pero cómo saber qué procesador AMD Ryzen se adapta mejor a nuestras necesidades como jugador? ¿Qué diferencias hay entre gamas? Vamos a tratar de aclarar estas y otras preguntas.

AMD Ryzen para equipos de sobremesa

La familia de procesadores Ryzen se articula de forma bastante parecida al escalonamiento de los chips Intel Core, con una serie de modelos que, a mayor numeración, ofrecen mayor rendimiento. Actualmente los chips Ryzen Serie 5000 son los más modernos. Se equiparan con los mejores Intel Core e incluso pueden superarlos en algunos puntos concretos.

Basados en la arquitectura Zen 3, utilizan una litografía perfeccionada de 7 nm que permite mejorar el número de instrucciones por ciclo de reloj en cerca del 19 %, lo cual es un aumento muy notable.

Actualmente la gama Ryzen 5000 para equipos de sobremesa está formada por tres series:

  • Ryzen 5: Dotado con 6 núcleos y 12 hilos de procesamiento, es un polivalente chip que puede ejecutar la inmensa mayoría de los juegos de forma plenamente satisfactoria con un gran nivel de detalle.
  • Ryzen 7: Un auténtico misil con 8 núcleos y 16 hilos. Lo encontrarás en algunos de los equipos más top, normalmente asociado a las tarjetas gráficas más potentes del mercado.
  • Ryzen 9: Los Ryzen 9 poseen hasta 16 núcleos y 32 hilos de procesamiento. Lo suyo no es solo jugar, sino hacerlo a tope y mientras hacer labores como streaming a alta resolución. También son auténticos monstruos para procesar vídeo a un nivel muy profesional. Es el non plus ultra.

El salto en relación con los antiguos Ryzen 3000 de la anterior generación es salvaje, obteniendo mejoras en FPS próximas al 50 % en algunos juegos y manteniendo la misma calidad gráfica. Aquellos títulos en los que el cuello de botella está en la CPU y no en la GPU (como ‘Flight Simulator’) se benefician enormemente de estos procesadores.

AMD Ryzen para ordenadores portátiles

En el espectro portátil, la línea Ryzen 5000 sigue una distribución parecida. No obstante, poseen algunas particularidades. Los Ryzen para portátiles son mucho más eficientes para prolongar la autonomía (pueden brindar más de 17 horas de uso continuado), a pesar de lo cual su rendimiento sube cerca de un 14 % frente a la anterior generación.

Tan solo hay que tener en cuenta que los chips para portátiles (ya sean Intel o AMD) tienen un rendimiento ligeramente inferior que sus contrapartes de sobremesa dados los requisitos de alimentación y refrigeración, por lo que las equivalencias entre modelos no son 100 % idénticas.

  • Ryzen 3: Con 4 núcleos y 8 hilos, es una buena opción para equipos de bajo consumo con un buen rendimiento general, aunque está algo limitado cuando lo sacas de los indies. Es comparable a un Core i3.
  • Ryzen 5: Este procesador posee variantes de 6 y 8 núcleos. Su rendimiento es ya elevado; de hecho, es el corazón de muchos equipos gaming con precio competitivo, tal es el caso del Nitro 5.
  • Ryzen 7 y 9: Con 8 núcleos y hasta 16 hilos, estos procesadores son pioneros absolutos. Nunca antes AMD había ofrecido una CPU de gama alta para portátiles, lo cual da prueba de la evolución de la marca. El Ryzen 9, en particular, brinda una potencia fuera de lo normal, posibilitando el juego a 4K.

Si bien Ryzen 5000 ha supuesto un salto interesante para portátiles, AMD puso el nivel tan alto ya con la familia Ryzen 4000 que todavía sigue presente en muchos portátiles del mercado. Son modelos más asequibles, pero con la capacidad para ejecutar los juegos más modernos con un nivel de detalle muy elevado y tasas de FPS totalmente disfrutables.

Alto rendimiento a un precio ajustadísimo

La mejor prueba de que AMD ha recuperado el lustre de antaño y compite de tú a tú con Intel es el hecho de que Acer ha escogido sus procesadores para dar vida a alguno de sus equipos gaming más competitivos. Es el caso del Nitro 5, que rompe con el pasado ofreciéndose con distintas configuraciones Ryzen 4000 y 5000. Estos procesadores permiten jugar a resolución Full HD con una calidad de imagen extraordinaria, gracias también a que van acompañados por tarjetas GeForce GTX y RTX.

Además de brindar altas prestaciones a un precio más ajustado que muchos equipos gaming de acceso con procesador Intel Core, el Nitro 5 destaca por su buen rendimiento térmico. El uso de un chip de 7 nm hace que sean equipos comparativamente menos calurosos, por lo que no necesitan tanta ventilación como otros. Esto seguro que lo agradecerás si ya te estás preparando para el maratón de grindeo que llegará próximamente de la mano de juegos como ‘Diablo 4‘, que también podrán aprovechar las opciones de conectividad avanzadas que brinda la tecnología Killer E2600.

Imágenes | Acer, AMD

Mr Píxel