Análisis: Acer ConceptD 3 Ezel, creado para creadores

Nunca ha habido un mejor momento para cambiar el viejo ordenador de sobremesa por una estación de trabajo portátil. A la creciente potencia de los procesadores móviles se unen las posibilidades brindadas por las pantallas táctiles de última generación, por lo que Acer ha querido hacer un guiño a los diseñadores a través de su gama ConceptD. Esta familia de equipos tiene a los creadores de contenidos en mente, y el ConceptD 3 Ezel es uno de sus modelos más representativos.

Más allá de su potencia, que como veremos a continuación es más que considerable, este ordenador portátil destaca por un innovador mecanismo articulado que permite colocar la pantalla en multitud de posiciones, brindando infinitas posibilidades de uso para adaptarse a cualquier tipo de tarea. Y lo hemos probado.

Ficha técnica

Modelo probadoAcer ConceptD 3 Ezel
PantallaLCD IPS de 15,6 pulgadas Full HD, tecnología ComfyView
ProcesadorIntel Core i7 i7-10750H, 6 núcleos (12 hilos) a 2,6 GHz
Memoria RAM16 GB DDR4
Tarjeta gráficaNVIDIA GeForce GTX 1060 Ti GDDR6 de 4 GB
Almacenamiento1 TB de almacenamiento vía SSD NVMe
Batería|Alimentación14 horas de autonomía
Sistema operativoWindows 10 Home 64 bits preinstalado
AudioIntegrado, salida audio combinada 3,5mm
PuertosHDMI, DisplayPort, Thunderbolt 3/USB-C (x1), USB 3.1 (x3), Ethernet, audio de 3,5 mm, lector de tarjetas SD
ConectividadEthernet Gigabit, IEEE 802.11 a/b/g/n/ac/ax, Bluetooth 5.0
Dimensiones y peso23,90 x 358 x 249 mm — 2,20 kg
PrecioDesde 1.699 euros

La pantalla: precisión, fidelidad y flexibilidad

El primer requisito indispensable de un ordenador portátil para creadores de contenidos es tener una pantalla nítida y con un cromatismo tan amplio como fiel a la realidad. Diseñadores, fotógrafos, editores de vídeo e incluso arquitectos no necesitan un monitor, sino una ventana. El ConceptD 3 Ezel obtiene aquí un sobresaliente.

Si los equipos gaming de Acer ya brindan una calidad estupenda, la familia ConceptD va dos pasos por delante para satisfacer unas exigencias aún más elevadas. Para ello, se vale de un panel Full HD IPS con tratamiento antirreflectante, precisión de color de Delta E <2 y validado por Pantone. Su cobertura del espacio de color sRGB alcanza el 100 %.

Para nuestras pruebas hemos editado fotografías RAW a alta resolución, vídeo e imágenes vectoriales de distinto tipo. En comparación con un monitor de consumo convencional, es posible apreciar tonos y matices de otra forma invisibles, haciendo posible trabajar a un nivel de detalle y profundidad que no sería posible utilizando otro portátil.

Los ángulos de visión son además muy abiertos. Esto se traduce en unas tonalidades que permanecen estables aunque variemos nuestra posición o la perpendicularidad de la pantalla para un uso más cómodo. Algo que sin duda probarás tan pronto como descubras las posibilidades de su bisagra multiarticulada.

Además, y puesto que se trata de un equipo diseñado para un uso táctil y con lápiz, el panel está protegido con una capa de cristal reforzado Gorilla Glass 5, igual que muchos teléfonos de gama alta. No, no se trata de proteger el equipo contra caídas, sino frente a posibles arañazos como los que se pueden producir por el uso de anillos, pulseras o relojes.

Si eres diseñador, posiblemente ya sabrás lo deterioradas que terminan las tabletas digitalizadoras, así que este no es un detalle trivial.

El stylus de viene de serie

Tratándose de un dispositivo para creadores, el Concept 3 Ezel no solo posee una pantalla táctil, sino que incorpora su propio stylus. Este lápiz digital se desliza en la parte inferior del portátil para evitar pérdidas y brinda 90 minutos de uso con 15 segundos de carga. Su uso es imprescindible para retocar imágenes y manipular modelos 3D con precisión.

Dotado con 4.096 niveles de sensibilidad a la presión y dos botones laterales, el lápiz integrado utiliza el protocolo MPP de Microsoft. Esto quiere decir que, si quisieras utilizar otro lápiz por cualquier motivo (algo habitual en artistas), siempre puedes llevar en la mochila tu MPP favorito.

Potencia para sacar los proyectos más complejos

La potencia es otro factor que no puede descuidarse en un equipo que aspira a brindar la comodidad de un ordenador de sobremesa estés donde estés. Así, el ConceptD 3 Ezel se vale de un procesador Intel Core i7 de décima generación y seis núcleos, 16 GB de RAM y una tarjeta gráfica independiente GeForce GTX 1060 Ti con 4 GB de memoria de vídeo.

Estos datos se asemejan bastante a los de un portátil gaming y ,como tal, no tendrá el menor problema ejecutando tus juegos favoritos con total fluidez en las horas de descanso. Pero lo suyo es trabajar. Para nuestras pruebas, hemos utilizado una mezcla de programas, incluyendo favoritos personales como Gimp y Paint.net para retoque, Inkscape para trabajo vectorial y AutoCAD para modelado 3D. También lo hemos sometido a varios benchmarks.

  • 3DMark ‘Time Spy’: 3.150 puntos (Graphics 2.895; CPU 6.303)
  • Cinebench R20: 2.251 puntos.
  • WebXPRT 3: 243 puntos.

Resulta destacable el hecho de que el ConceptD 3 Ezel, aun teniendo una GPU potente, prioriza el rendimiento de la CPU, a la postre mucho más importante para su uso con aplicaciones de edición fotográfica y de vídeo, así como diseño 2D.

En cualquier caso, su potencia 3D es más que suficiente para trabajar con modelos complejos usando la mayoría de programas actuales y aprovechando el hecho de que Nvidia brinda aceleración 3D para numerosas soluciones profesionales (CATIA, por ejemplo).

En lo que respecta a la SSD, el acceso a los datos es más rápido que en otros modelos. Lo notaremos sobre todo a la hora de abrir archivos RAW de gran tamaño, pero también a la hora de cargar cualquier archivo de vídeo pesado. El ahorro en tiempo frente a otras SSD es perceptible sin la necesidad de correr benchmark alguno.

Acabados de auténtico lujo y una enorme polivalencia

Siendo un equipo para diseñadores, profesionales que prestan tanta atención a los detalles como a la imagen que proyectan, el ConceptD 3 Ezel no podía verse como la clásica y anodina estación de trabajo portátil. Este no es el caso de ninguno de los equipos ConceptD, pero menos aún en este caso gracias a su singular diseño de bisagra múltiple que articula un chasis metálico de aspecto cerámico.

Fabricado en aleación de aluminio, el exterior posee un acabado de alta calidad mediante oxidación por microoarco que le proporciona un tacto muy refinado. Esta alumina (el óxido de aluminio) no solo es altamente resistente a los arañazos, sino que evita las manchas a pesar de una apariencia mate que recuerda al papel washi japonés.

En lo que respecta al teclado, sorprende gratamente. A pesar de que no es un portátil para escribir durante todo el día, Acer ha integrado unos interruptores de tijera con recorrido de 1,5 mm y un tacto muy agradable. Apenas hacen ruido y responden muy bien a la presión, facilitando una escritura intuitiva. El punto de activación es predecible y constante en toda la superficie, con una ligera amortiguación.

Por último, podemos señalar la presencia de detalles como teclas directas para accesos directos. Si los portátiles gaming tienen botones programables para macros, el ConceptD 3 Ezel posee tres teclas que podremos asignar libremente para simplificar y acelerar nuestro ritmo de trabajo.

No es un portátil para trabajar, es algo más

La experiencia de uso del ConceptD 3 Ezel es francamente grata en todos los aspectos. Es un portátil potente y robusto, al tiempo que cómodo y refinado. Su pantalla brinda unos colores estupendos y la flexibilidad de uso proporcionada por su peculiar sistema de doble bisagra es tan suave como robusto, facilitando cualquier tipo de postura imaginable sin miedo a perder el ángulo original.

Incluso si nos encontramos ante el «pequeñín» de la familia ConceptD, sus prestaciones son adecuadas para un uso profesional casi sin restricciones, y la abundancia de puertos juega a su favor frente a los clásicos convertibles, muy limitados al centrarse en ocasiones de forma excesiva en el concepto tablet. Un equilibrio que en el ConceptD 3 Ezel marca la diferencia.

Imágenes | Acer, Janne Kivilahti

En InGet | Análisis del Predator Triton 500: una bestia para auténticos gamers

En InGet | Análisis: Acer Nitro 5 y la demostración de que el mejor gaming puede ser para todos

Mr Píxel