Análisis: Acer Nitro 5 y la demostración de que el mejor gaming puede ser para todos

No hace mucho tiempo que los ordenadores portátiles para juegos eran una quimera. Introducir una tarjeta gráfica de calibre desktop en uno de estos equipos era virtualmente imposible por razones de espacio y refrigeración, hasta el punto de que los pioneros del segmento eran máquinas descomunales, lastradas por un peso muy poco manejable y un grosor tan desmesurado como necesario para disipar el calor generado. Ya no es el caso.

Equipos como el Acer Nitro 5 demuestran que es posible tener un portátil de categoría gaming con unas prestaciones más que satisfactorias y a precios para nada desmesurados. La clave está en el equilibrio de un hardware muy bien medido.

Ficha técnica

Modelo probadoAcer Nitro 5
PantallaLCD IPS de 15,6 pulgadas Full HD, tecnología ComfyView y 60 Hz
ProcesadorIntel Core i5-10300H, 4 núcleos (8 hilos) a 2.50-4.50 GHz
Memoria RAM8 GB DDR4 (2×4 GB) a 1.333 MHz
Tarjeta gráficaNVIDIA GeForce GTX 1060 Ti GDDR6 de 4 GB
Almacenamiento512 GB de almacenamiento vía SSD NVMe
Batería|Alimentación4 celdas Ion Litio de 3.560 mAh
Sistema operativoWindows 10 Home 64 bits preinstalado
AudioRealTek ALC295, DTS:X Ultra, salida audio combinada 3,5mm
PuertosHDMI, USB 2.0 (x1), USB 3.1 Gen 1 A (x2) USB 3.1 Gen 1 Tipo C (x1), Ethernet, audio de 3,5 mm
ConectividadTecnología Killer: Ethernet Gigabyte, IEEE 802.11 a/b/g/n/ac/ax, Killer Control Center, Bluetooth 5.0
Dimensiones y peso403,5 × 280 × 24,90 milímetros — 2,20 kg
PrecioDesde 999 euros

La pantalla: colores bien definidos y ángulos abiertos

Si los ojos son el espejo del alma, el monitor hace lo mismo por los portátiles. En el caso del Nitro 5, hay numerosas opciones que van desde las 15,6 a las 17 pulgadas, con distintos niveles de refresco hasta llegar a los 144 Hz. Nosotros hemos centrado nuestra atención en el modelo básico y más asequible, con 15,6 pulgadas, resolución Full HD y refresco a 60 Hz.

Si bien esta es una combinación comúnmente observada en muchos equipos ofimáticos de corte básico, en el Nitro 5 ofrece un resultado por encima de la media. Esto es así porque Acer ha optado por un panel IPS de variación de plano con tecnología ComfyView y acabado antirreflectante. El resultado es una imagen con esa saturación que solo puede brindar el IPS, unos buenos ángulos de visión y una calidad de imagen libre de destellos.

Durante nuestras pruebas hemos ejecutado varios programas de retoque fotográfico para editar fotografías RAW y los colores se mostraban con una precisión muy elevada incluso antes de calibrar la imagen desde el panel de control de Nvidia o el propio de los gráficos integrados de Intel.

Si bien el uso de un refresco de 60 Hz puede parecer escaso, hay que tener en cuenta que el Nitro 5 que hemos probado pertenece a la gama de entrada y busca ofrecer velocidades próximas a los 60 FPS, por lo que resulta adecuado. En este sentido, cabe destacar que el tiempo de respuesta es muy bueno. Resulta especialmente apreciable en RTS como ‘Iron Harvest’, con un montón de objetos pequeños desplazándose por toda la pantalla.

La potencia: 60 FPS en los últimos juegos, sin despeinarte

A nivel de prestaciones, nos encontramos ante una máquina bastante interesante. Dotada con un procesador móvil Core i5-10300H de décima generación, proporciona el mismo número de núcleos e hilos que el modelo directamente precedente, pero con un importante aumento en la velocidad de reloj. Se situaría en la parte media del segmento, aunque el software de personalización de Acer le proporciona una ventaja a nivel de rendimiento.

La tarjeta gráfica escogida es una Nvidia GeForce GTX 1650 Ti con 4 GB de RAM GDDR6. Se trata de una GPU bastante conocida en el segmento gaming y que proporciona un rendimiento todoterreno incluso con los juegos más modernos y exigentes. Posiblemente una GTX sin el apellido Ti no iría igual de fluida en alguno de nuestros tests, compuestos por benchmarks sintéticos y sesiones de juego real.

  • 3DMark ‘Time Spy’: 3.719 puntos (Graphics 3.654; CPU 4.138)
  • PCMark 10: 4.621 puntos (Essentials 8.338, Productivity 6.746, Digital Content Creation 4.762).
  • Cinebench R20: 2.004 puntos.
  • WebXPRT 3: 207 puntos.

El comportamiento gaming del Nitro 5 no admite tacha. ‘Resident Evil 3’ funciona sin problema alguno en Full HD y con la mayor parte de los detalles elevados al máximo, incluyendo la poligonación de los modelos. En este caso, estamos alcanzando velocidades de 60 FPS de forma constante usando el marcador de Steam. Otros más veteranos, como ‘GTA V’, se mueven con una fluidez similar gracias a las optimizaciones introducidas por los últimos controladores de Nvidia.

El almacenamiento SSD, por su parte, se muestra muy rápido en nuestras pruebas sintéticas, con velocidades de lectura de 3.124 MB/s en ChrystalDiskMark. Esto se nota, por ejemplo, en las pantallas de carga de ‘Resident Evil 3’, que no dan tiempo ni a leer los mensajes dispuestos por Capcom para informar de algunos detalles del juego. Juegos y archivos pesados cargan a toda velocidad.

Nitro Sense: el ingrediente secreto para mejorar el rendimiento

El software Nitro Sense incluido por Acer supone una mejora a nivel de optimización. Si bien no admite funciones de overclocking, reservadas para la gama Predator, brinda la oportunidad de gestionar la ventilación del portátil para evitar problemas de throttling bajo un uso muy exigente. Esto permite mantener tasas de FPS más constantes durante sesiones de juego prolongadas.

Nitro Sense, además, da la opción de administrar características gaming como la desactivación de la tecla de Windows para evitar salirnos del juego por una pulsación accidental. Para acceder a estas y otras funciones tan solo debemos pulsar el botón incluido en el teclado numérico.

Los controles: un teclado ligero y polivalente

Un aspecto muy de agradecer del Nitro 5 es que posee un teclado completo. Aunque hoy en día muchos equipos de 15,6 pulgadas adoptan el formato tenkeyless, Acer ha dotado a su equipo gaming de acceso con un teclado numérico independiente para trabajar más fácilmente con hojas de cálculo o acceder a los inventarios de nuestros juegos favoritos.

Es además un teclado muy cómodo. Aunque no usa interruptores mecánicos, que hubieran añadido un peso y un grosor innecesarios en un equipo de estas características, la pulsación se siente muy agradable al tacto. También se beneficia de un correcto espaciado de las teclas, favoreciendo un tecleo instintivo. Nos encontramos ante un teclado bastante todoterreno, tanto a nivel gaming como ofimático.

Aunque el Nitro 5 se ofrece en variantes con iluminación RGB, este modelo en concreto posee retroiluminación roja. Se ve estupendamente con la habitación a oscuras y no resulta excesivamente llamativa. En cualquier caso, las teclas de dirección y WASD poseen su propia coloración para no perderlas de vista.

El gaming portátil no tiene por qué costar una fortuna

Poder disfrutar de los últimos juegos del momento en Full HD con un nivel de detalle medio-alto y 60 FPS casi constantes no está al alcance de todos los portátiles, pero sí está al alcance de todos los bolsillos. El uso de un procesador de décima generación, unido a una tarjeta gráfica muy adecuada, hace que la gama Nitro 5 brinde una experiencia gaming plenamente satisfactoria sin tener que gastar mucho dinero.

Si quisiéramos superar los 60 FPS o demandar un nivel de detalle muy elevado en todos los juegos, podríamos inclinarnos por las versiones con procesadores Intel Core i7 o AMD Ryzen 7 emparejadas con una unidad gráfica GeForce RTX. En ese caso, tal vez sería también interesante una pantalla a 144 Hz, puesto que al contar con una resolución Full HD, menos exigente a nivel de requisitos que el formato 4K, posiblemente estaremos superando los 90 FPS con relativa frecuencia. Que no es poco para un portátil.

En suma, el Nitro 5 es un equipo gaming muy equilibrado. Esto es especialmente cierto a la hora de ejecutar juegos actuales y lanzados durante los últimos años, con la garantía de que podremos seguir alcanzando tasas de FPS más que adecuadas a corto y medio plazo con solo modificar el nivel de detalle. Una apuesta segura si se busca un equipo con músculo pero sin estridencias.

En InGet | Análisis del Predator Triton 500: una bestia para auténticos gamers

En InGet | Análisis del Predator Helios 300: puro nervio para el mundo gaming

Mr Píxel