Análisis: Chromebook Spin 713, la mejor alternativa a los portátiles tradicionales

Por increíble que parezca, es posible encontrar portátiles económicos y sin Windows totalmente adecuados para acometer virtualmente todas las tareas que le pueda exigir cualquier estudiante común o incluso más de un ejecutivo. Chrome OS ha supuesto toda una revolución y, tras varios días de trabajo con el Chromebook Spin 713, es fácil comprender por qué esta plataforma está arrasando en mercados como el educativo.

Pero ¿cómo se compara Chrome OS con Windows? ¿Qué ventajas aporta y en qué circunstancias de uso es más adecuado? ¿Y por qué el Chromebook Spin 713 es el portátil idóneo para el usuario que quiere un portátil tan fácil de manejar como un móvil? Vamos a tratar de explicarte todo esto y mucho más en nuestro análisis.

Ficha técnica

Modelo probadoChromebook Spin 713
PantallaLCD IPS de 13,5 pulgadas 2256 x 1504 con función multitáctil
ProcesadorIntel® Core i5-10210U Quad-core (4 núcleos) 1,60 GHz
Memoria RAM8 GB DDR4
Tarjeta gráficaIntel UHD Graphics
Almacenamiento128 GB de almacenamiento SSD NVMe
Batería|Alimentación3 celdas ion litio de 48 Wh
Sistema operativoChrome OS
AudioEstéreo, salida audio combinada 3,5 mm
PuertosHDMI, USB 3.0 (x1), USB-C (x2), audio de 3,5 mm.
ConectividadWiFi 6, Bluetooth 5.0
Dimensiones y peso300,6 × 235 × 16,8 milímetros — 1,37 kg
PrecioDesde 629 euros

Pantalla giratoria para disfrutar de dos dispositivos en uno

Si típicamente los Chromebooks se han enfocado a la enseñanza como sustitutos naturales de los netbooks, que tantas insuficiencias estaban demostrando con las aplicaciones modernas, el Chromebook Spin 713 de Acer va un paso (o varios) más allá en lo que se refiere a calidad de imagen. Se trata de un portátil que nace con aspiraciones más elevadas que acceder a los típicos servicios en la nube y, como tal, dispone de una pantalla de mayores prestaciones a lo habitual.

De forma más concreta, este Chromebook con formato convertible utiliza un panel IPS multitáctil de 13,5 pulgadas y nada menos que 2.256 x 1.504 píxeles de resolución. Así, por increíble que parezca, brinda una densidad de píxeles superior incluso a la de muchos portátiles gaming, y eso a pesar de que los juegos tienen una importancia secundaria en Chrome OS. Lo cual no quiere decir que sean inalcanzables, como veremos más adelante.

Esta pantalla presenta colores vivos y buenos ángulos de visión, puesto que ha sido diseñada para compartir imágenes con grupos de trabajo. Es por ello que también posee una bisagra de 360 grados, de forma que es posible dar la vuelta al portátil para mostrar presentaciones o vídeos a las personas que están al otro lado de la mesa o incluso facilitar un manejo totalmente táctil.

La sensibilidad al uso estrictamente táctil es buena. De hecho, rápidamente nos encontraremos con que es muy fácil de utilizar sin pasar por el teclado. Es más, si quisiéramos, podríamos utilizar un lápiz digital opcional para sacarle un mayor partido. Este complemento puede ser especialmente interesante para tomar notas manuscritas en Gmail y Google Docs, entre otras aplicaciones.

Un Chromebook con potencia para lo que quieras

Tradicionalmente, los Chromebooks eran equipos con procesadores ARM de bajo rendimiento. Bastaban para navegar por la web, acceder a Google Drive y poco más. Máquinas básicas a las que se les podía pedir solo lo esencial. Esto cambió radicalmente con la llegada de las plataformas de streaming y, sobre todo, cuando Google abrió la tienda de aplicaciones de Android.

La enorme diversidad de aplicaciones disponibles para Chrome OS gracias a la compatibilidad con la Play Store hace necesario más músculo, y el Chromebook Spin 713 va sobrado. La unidad de pruebas posee un procesador Intel Core i5 de décima generación y 8 GB de RAM, por lo que se equipara con muchos Ultrabooks modernos basados en Windows 10. Con un añadido: Chrome OS es un sistema mucho más ligero, por lo que más que correr, vuela.

  • WebXPRT 3: 110
  • WebglSamples Aquarium 500: 60 FPS
  • 3DMark Sling Shot: 4.123
  • Geekbench (Android): 973/2.617

Medir el rendimiento de un equipo basado en Chrome OS no es tan fácil como en el caso de Windows. Al no ser ordenadores diseñados para juegos o aplicaciones profesionales muy exigentes, no hay un gran número de benchmarks. No obstante, podemos evaluar su desempeño como máquina de navegación (que es el aspecto más importante, ya que su leitmotiv es ejecutar aplicaciones web), y ahí los datos lo dejan bien parado, con multitud de pestañas abiertas de fondo y YouTube funcionando a máxima calidad sin pestañear.

Con un rendimiento de 110 puntos en WebXPRT 3, el Chromebook Spin 713 no tiene nada que envidiar a muchos ordenadores con Windows más costosos. Los servicios de Google se lanzan con tal velocidad que nuestra conexión doméstica es más relevante en su buen funcionamiento que el hardware. Y si la batería es importante para ti, con 10 horas de autonomía irás más que sobrado.

¿Qué es Chrome OS?

Chrome OS es el sistema operativo de Google para ordenadores portátiles. Toda la plataforma gira en torno a la experiencia web brindada por Chrome y servicios como YouTube, Google Docs y Google Drive, de modo que puedes redactar trabajos, ver vídeos, navegar por Internet y cumplir cualquier tipo de trámite. Chrome OS, además, es compatible con las aplicaciones de Android. Con ello, las mismas apps que tienes en tu teléfono también las podrás correr en tu portátil.

Puesto que Chrome OS solo viene con los servicios de Google preinstalados (y la mayoría se ejecutan online, no en el propio portátil) el sistema operativo es increíblemente rápido. Todos tus documentos se almacenan automáticamente en la nube para que no pierdas nada y existe la posibilidad de guardar una copia local.

La interfaz de Chrome OS es muy minimalista. Tan solo tiene una barra de accesos directos donde poner nuestras apps más habituales. Eso sí, podemos acceder a los parámetros básicos de configuración del sistema y hay una bandeja de apps al estilo Android en caso de que tu biblioteca sea extensa. Su funcionamiento es tan sencillo que prácticamente no necesitas saber nada de informática para ponerte a usar Chrome OS, a diferencia de Windows.

Jugar a tope en un Chromebook es posible

Aunque Chrome OS no es un sistema operativo para los amantes de los juegos, la compatibilidad con Android le abre las puertas a un enorme catálogo con algunos títulos muy atractivos. Y dada la considerable potencia de los chips de décima generación de Intel, incluso en su versión de bajo consumo, el rendimiento de todos ellos es más que satisfactorio.

Aun así, las posibilidades de ocio no se limitan a juegos para teléfono móvil. Hace muy poco, Nvidia lanzaba una versión preliminar de GeForce Now para Chrome OS, lo que ha permitido que el Chromebook Spin 713 se convierta en una potentísima máquina gaming gracias al juego en la nube.

Gracias a este servicio, muchos de los títulos que tengamos en nuestras cuentas de Steam, Epic y Uplay se ejecutarán remotamente en un servidor de Nvidia para que podamos jugarlo en nuestro portátil, aunque no estemos hablando de una bestia con gráficos RTX. Y sirva nuestra experiencia de testimonio, los resultados son espectaculares. Tan solo asegúrate de tener una buena conexión WiFi y prepárate para alucinar.

La comodidad de uso ante todo

Por la flexibilidad de su pantalla, pequeño tamaño y relativa ligereza, el Chromebook Spin 713 es un portátil estupendo para trabajar en cualquier rincón. También por la calidad de su trackpad, muy agradable de utilizar, y por un teclado que sorprende. Aunque no posee los interruptores de alta resistencia de un modelo para juegos, su recorrido es muy amplio y la activación, certera; cada pulsación se siente con firmeza.

La disposición de las teclas (que además son iluminadas) es muy confortable, evitando el apiñamiento habitual en otros equipos de tamaño pequeño. Se escribe con naturalidad, que es algo de agradecer considerando que nos encontramos ante un equipo de corte eminentemente informático.

Llegados a este punto, es importante señalar que el teclado del Chromebook Spin 713 no es como de los equipos con Windows. Tiene sus propias peculiaridades. Por ejemplo, en lugar del bloqueo de mayúsculas (que se puede activar con un atajo), hay una tecla para realizar búsquedas rápidas en Google. Y no te imaginas lo práctica que es.

Tampoco hay teclas de función, sustituidas por accesos directos al control de brillo y sonido, así como funciones como la ampliación a pantalla completa de las aplicaciones que estemos ejecutando parcialmente reducidas. Un concepto de uso distinto, pero que resulta familiar muy rápidamente y nos permite acceder a todo lo que necesitamos en un abrir y cerrar de ojos.

Si necesitas un portátil básico que no decepcione, este es el tuyo

Windows 10 y Chrome OS son sistemas operativos para usuarios con necesidades distintas. Si quieres jugar a lo grande, ejecutar aplicaciones profesionales como AutoCAD o Photoshop o necesitas instalar toda clase de programas, no hay duda: Windows 10 es tu mejor opción. Pero si tu ordenador lo utilizas para ver vídeos por internet, escribir documentos, rellenar hojas de cálculo y echar una partida que otra, Chrome OS es una alternativa sorprendentemente válida.

Si bien Chrome OS solo funcionaba en máquinas muy básicas hasta hace muy poco, con el Chromebook Spin 713 el sistema operativo de Google demuestra todo su potencial. Todos tus servicios y aplicaciones de Android pueden convivir en un portátil y manejarse casi con la sencillez de un móvil, pero sobre todo, con una velocidad que te quitará el hipo. Es otra forma de concebir la informática personal.

Imágenes | Acer

Mr Píxel