Así es OBS Studio, el programa más completo para grabar la pantalla

Grabar la pantalla del ordenador se vuelve necesario en algunas ocasiones. Reportar bugs o glitches de algunos programas, realizar un tutorial para YouTube, grabar una reunión para no olvidar nada e incluso hacer directos en algunas plataformas. OBS Studio es un programa que resuelve estas situaciones.

Qué es  OBS Studio

OBS Studio es un programa gratuito, libre y de código abierto que ayuda a grabar y retransmitir la pantalla y audio del ordenador donde está instalado. OBS viene de Open Broadcaster Software (software de transmisión en abierto) y, aunque solo existe en abierto desde 2014, es el más usado para grabar.

Una facilidad de uso sencillísima, combinada con un gran abanico de opciones, el hecho de que soporte el códec libre x264 o que trabaje muy bien tanto con Intel (QSV), con AMD (AMF/VCE) y Nvidia (NVENC) en formato H.264/MPEG-4 AVC lo hacen particularmente versátil.

Cómo es el panel básico de OBS Studio

Cuando se inicia el programa OBS Studio, en este caso sobre un portátil Acer Swift 5 conectado a una pantalla auxiliar, lo primero que se ve es una imagen similar a la mostrada arriba. De izquierda a derecha y de arriba a abajo se tiene:

  1. La captura de pantalla. Al hacer clic sobre ella se acceden a opciones como la pantalla que se va a grabar, si hay más de una, la calidad, los filtros o algún color personalizado de la bandeja de ‘Fuentes’.
  2. Escenas de OBS. Esta herramienta se usa para grabar o transmitir sobre un fondo con determinadas fuentes (como varias pantallas o una webcam y una pantalla).
  3. Fuentes. Es una de las herramientas más importantes de OBS Studio. Aquí se selecciona qué se desea grabar. En este caso, la pantalla auxiliar en formato vídeo, una captura de entrada con unos auriculares (por si hablamos) y la salida de sonido del ordenador (sonidos del juego).
  4. Mezclador de audio. Es un mezclador clásico, de diales. Ayuda a elegir qué ganancia se destina a cada fuente. Por ejemplo, se puede observar cómo en este caso que el sonido del ordenador es mucho más elevado que el de la voz, lo cual podría silenciar el micro en la práctica.
  5. Controles. Incluye los botones más importantes, como el de grabación y transmisión. Cuando se pulsa cualquiera de ellos, su botón se transforma en otro en el que se lee «detener» (la grabación o transmisión).

¿Hace falta configurar algo?

Más allá de elegir qué pantalla o pantallas grabar y de qué fuente capturar el audio, OBS Studio es completamente autónomo y elegirá por nosotros calidades elevadas o la carpeta de grabación (Archivo > Mostrar grabaciones). No tendremos que preocuparnos por ello, aunque por supuesto podremos cambiar un gran conjunto de elementos, empezando por la visual.

Hemos hecho la prueba con la pantalla IPS Full HD del Acer Swift 5, una pantalla casi infinita que ocupa el 90 % del frontal, y OBS Studio ha sido capaz tanto de capturar la pantalla como los movimientos del ratón y el control táctil sobre pantalla a 1.920 x 1.080 píxeles sin nada de lag.

Una de las ventajas de OBS Studio es su capacidad para grabar en cualquier situación sin importar las especificaciones del equipo; aunque en este se contaba con un Intel Core de 11ª generación y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce (MX 350), que sin duda han ayudado al procesado.

Sí se aconseja, antes de realizar directos o grabaciones, hacer una grabación de prueba de al menos un par de minutos para ver si se ha seleccionado bien el área que se va a capturar o si se escucha bien el audio.

En InGET by Acer | Siete extensiones de navegador que harán tu vida más fácil

En InGET by Acer | Cinco características que no debes dejar pasar si vas a renovar tu monitor para juegos

Alma Landri