Cinco errores comunes que puede dar tu PC (y cómo solucionarlos)

Todos podemos tener problemas. Los ordenadores también. Un día estás tan tranquilo con tu nuevo Acer Aspire 5 y se reinicia solo. Pasa hasta en las mejores familias, pero hay que saber qué hacer para alcanzar una solución lo antes posible. Estos son los cinco errores más comunes que puede dar tu PC.

Mi ordenador se reinicia continuamente

Ya sea por la pantalla negra de la muerte o por cualquier reinicio eventual, en ocasiones hay que perder trabajo —o el avance de la partida…— por un reinicio. El ordenador lo hace solo, y adiós.

Estos reinicios se deben, generalmente, a problemas importantes ya sea en software o en hardware, que el sistema no es capaz de controlar y gestionar. En la mayoría de ocasiones son problemas gráficos y conflictos del sistema con la tarjeta gráfica, o con algún programa instalado recientemente.

Si tras el reinicio no se soluciona podemos probar a arrancar en modo seguro y revertir los cambios. Aquí nos cuentan cómo funciona esta opción y todo lo que se puede hacer con ella.

La batería se agota rápidamente

¡Ups! Un clásico entre los clásicos. Cuando la batería ya no dura como antaño —algo que no te pasaría si tuvieras un Acer Aspire 5—, es posible que sea porque el equipo ya es un veterano… y las baterías, al fin y al cabo, sufren mucho con el paso de los años. Pero no siempre es esto.

En ocasiones un programa puede realizar un excesivo uso de los recursos del sistema, lo cual lleva al equipo a exprimir al máximo la batería. Puede ser algo nuevo que hayamos instalado o una actualización, con lo que lo aconsejable es repasar los cambios más recientes que hayamos hecho hasta encontrar al culpable.

Otra opción menos habitual pero que no debemos olvidar: algún virus que pueda estar aprovechándose de nuestros recursos.

La pantalla parpadea o se apaga

Generalmente, quien trata con la pantalla es la tarjeta gráfica, y en los problemas relativos a parpadeos, flashes, colores y demás, prácticamente siempre están involucrados los drivers de la tarjeta gráfica.

Estos encargados de que el hardware y el sistema interactúen pueden ocasionar importantes quebraderos de cabeza para los usuarios. Vuelve a una versión anterior de los drivers gráficos o comprueba en foros si la que tienes instalada da algún problema.

Se desconecta de la red WiFi

Cuando interactuamos con otros dispositivos se multiplican los problemas. ¿Serán de mi ordenador? ¿Serán de ese otro dispositivo? En cualquier caso, lo primero que es recomendable hacer es probar el equipo en otro entorno. En este caso, ¿sucede el mismo problema con la WiFi de un amigo?

Si la respuesta es positiva, entonces el problema probablemente esté en nuestro ordenador. Comprueba los controladores, las actualizaciones del sistema o si se ha podido romper alguna configuración.

Por otro lado, si el problema parece existir solo en nuestro entorno es posible que sea algo del router o de nuestro operador.

El ordenador ha empezado a ir lento

Con el paso del tiempo es algo que nos sucede a todos: el ordenador comienza a ir lento, cada vez más. Este comportamiento puede ser debido a múltiples situaciones, aunque la más común es la falta de recursos.

A medida que un ordenador se usa se va rellenando espacio en disco, instalando nuevos programas que a su vez ejecutan procesos de forma permanente, etc. De vez en cuando está bien darle una limpieza formateándolo: en Windows 10 es más fácil que nunca con la opción de restablecer equipo. ¡Recuerda guardar tus datos antes!

Otra opción es, a través del administrador de tareas, investigar cuáles son los programas que más recursos están consumiendo y eliminarlos. Recuerda también limpiar periódicamente tanto archivos temporales como programas que no vayas a utilizar más, pues todo esto te ayudará a darle una nueva vida a tu PC.

En InGET | Las averías más comunes que pueden ocurrirle a tu portátil (y cómo solucionarlas)
En InGET | ¿Qué debemos pedirle a un portátil que va a usar toda la familia en verano?

Pablo