Cómo mantener tu PC Windows 10 al mejor rendimiento

El usuario previsor tiene por costumbre dejar bien limpio y actualizado el PC antes de reincorporarse al trabajo o los estudios, pero la memoria nos puede jugar malas pasadas. O simplemente la falta de tiempo. Incluso es posible que estemos estrenando un portátil totalmente nuevo como el Acer Aspire 3 y queramos sacarle el máximo rendimiento desde el primer momento. ¿Cómo lo hacemos?

Windows 10 es un sistema operativo que ya viene de serie muy optimizado, pero con esta breve guía vamos ayudarte a exprimirlo al máximo.

Desactiva las aplicaciones que se inician con el PC

Muchas veces Windows puede arrancar con más aplicaciones de las que necesitamos tener abiertas. Para ver cuáles se inician con tu PC, teclea «Aplicaciones de Inicio» (sin las comillas) en la barra de búsquedas de la barra de tareas y selecciona solo aquellas que necesites. Tu PC arrancará ahora como Usain Bolt.

Detén las tareas de fondo

¿Tienes la impresión de que te estás quedando corto de CPU o memoria? Es posible que haya algún proceso rebelde consumiendo más de la cuenta. Abre el Administrador de Tareas pulsando Alt+Control+Suprimir y echa un vistazo.

¿Te has dejado un juego abierto de fondo? ¿Chrome está consumiendo demasiada RAM sin usarlo? Cierra esos procesos y libera tu sistema.

Cambia el plan de alimentación

Si tienes un portátil como al Acer Aspire 3, es importante gestionar las opciones de alimentación. Si está conectado a la corriente, siempre dará el máximo rendimiento, pero cuando funcione con batería reducirá sus prestaciones para minimizar el consumo. ¿Quieres ahorrar aún más batería? ¿O por el contrario quieres que rinda siempre a tope? Tú eliges.

Para cambiar la configuración del plan de ahorro de energía, tan solo debes hacer clic derecho en el icono de la batería de la barra de tareas y cambiar las opciones del plan de energía.

También es posible crear perfiles personalizados si así lo deseas. Si visitas las opciones avanzadas, encontrarás incluso un mayor nivel de control, aunque solo recomendamos tocar esas opciones si ya tienes cierta experiencia.

Instala la última actualización de Windows 10…

Microsoft actualiza frecuentemente Windows 10 para brindar todo tipo de mejoras de rendimiento. Si tu PC empieza a dar problemas de cualquier tipo, el primer paso es comprobar que tienes la última actualización instalada. Para asegurarte de ello, sigue la ruta Configuración->Actualización y seguridad->Buscar actualizaciones.

En Opciones Avanzadas podrás comprobar, además, si tienes configurado el equipo para que las baje automáticamente, evitando así su búsqueda manual.

… o regresa a la anterior

Pero también es posible que hayas instalado una actualización problemática. O que uses alguna clase de periférico antiguo que no se lleve bien con la última versión de Windows 10. No es lo habitual, pero puede suceder. ¿Notas que tu PC va peor tras instalar la última actualización de Windows 10? Visita Configuración->Actualización y seguridad->Ver Historial de Actualizaciones.

Ahí encontrarás dos opciones: Desinstalar actualizaciones o, dentro de Opciones de Recuperación, Volver a la versión anterior de Windows 10. Este último paso es un poco más drástico que ir borrando cada parche manualmente, pero garantiza resultados mejores.

Desfragmenta el disco duro

No cabe duda de que las SSD han marcado un antes y un después en la historia de la informática. Pero los discos duros tradicionales aún son necesarios. Por ejemplo, el Acer Aspire 3 admite un disco duro mecánico como complemento a su veloz unidad SSD para el sistema operativo, permitiendo guardar cantidades enormes de datos en un medio de almacenamiento muy fiable.

Los problemas pueden surgir cuando, con el uso continuado, la información del disco duro se fragmenta. Por explicarlo rápidamente, los datos se desordenan a nivel interno, por lo que cada vez cuesta más acceder a los mismos. Si has notado que tu disco duro va muy lento, puede que tengas que desfragmentarlo.

Para ello, tan solo debes escribir en la barra de búsqueda «Desfragmentar y Optimizar Unidades». Selecciona el disco duro y comienza la operación.

Tan solo dos notas: las unidades SSD no necesitan ser desfragmentadas (su tecnología lo hace innecesario) y la desfragmentación de un disco duro grande puede llevar un buen rato, así que hazlo cuando no vayas a usar el portátil.

Aumenta el archivo de paginación

El archivo de paginación es utilizado por Windows para aumentar la memoria virtual. Dicho de otra forma, si parece corto de RAM, utiliza la memoria de almacenamiento como si fuera memoria de sistema. Es más lenta, pero así puede lanzar aplicaciones más pesadas o superar momentos de aprieto. Si usas un equipo falto de RAM, es posible que debas ampliar el archivo de paginación.

Para modificarlo, puedes dirigirte a Configuración->Sistema->Acerca de->Información del sistema (a la derecha del todo). Una vez dentro, a la izquierda, encontrarás la Configuración Avanzada del Sistema. Haz clic en la configuración de Rendimiento. En la segunda pestaña, verás el apartado Memoria Virtual. Aumenta el tamaño y comprueba si el PC funciona mejor.

Desactiva los efectos visuales de Windows

Windows 10, como sabrás, utiliza una gran cantidad de transparencias, animaciones y espectaculares efectos de luces y sombras para dar vida a una interfaz muy atractiva. El único problema es que los ordenadores más antiguos pueden resentirse ante tanto efecto gráfico. ¿Quieres desactivarlos?

El paso muy parecido al de la configuración de la memoria virtual. Visita Configuración->Sistema->Acerca de->Información del sistema. Una vez dentro, a la izquierda, encontrarás la Configuración Avanzada del Sistema. Salta a la configuración de Rendimiento. Desde ahí podrás desactivar a placer todos los efectos visuales que quieras.

Por supuesto, esta medida solo te dará un brevísimo respiro si tienes un PC antiguo y cualquier alivio será temporal.

Efectos como este no lastran en absoluto a equipos más modernos como el Acer Aspire 3, cuyos gráficos integrados tienen músculo más que suficiente para poner en marcha todos los efectos de Windows 10 e incluso manejar archivos multimedia de alta calidad sin el menor de los problemas. Pero mientras valoras cambiar de PC, tal vez pueda ser una ayuda.

Mr Píxel