Guía de compra de portátiles: cómo elegir el modelo que se ajuste a tus necesidades

Portátiles hay muchos. Categorías de usuarios, más todavía. Un comercial optaría por un portátil delgado y ligero, con mucha autonomía y capaz de visualizar enormes hojas de cálculo; un usuario gamer querría un portátil muy potente como el Acer Predator Triton 500, compacto y perfecto para llevar encima pero también potente para echar unas partidas a la mejor calidad posible.

Esto son dos tipos de portátiles, pero hay muchos más. ¿A qué tipo perteneces tú?

Finos y elegantes, para trabajar en cualquier lugar

Cada vez son más comunes los portátiles que combinan delgadez, ligereza y una autonomía extrema con la que podemos pasar una jornada laboral completa sin conectarnos al cargador.

Hace ya varios años que comenzaron a surgir este tipo de portátiles, primero dentro de lo que se conocieron como Ultrabooks —auspiciada por Intel— para más tarde ser los Ultra-Thins.

Portátiles como el Acer Swift 5 cumplen las características de las que hablamos a la vez que añaden un genial rendimiento, siendo un portátil más que preparado para casi cualquier trabajo. Está diseñado especialmente para el usuario que necesita movilidad y un equipo de grandes prestaciones gracias a su procesador Intel Core y uso de almacenamiento en estado sólido (SSD). Su batería promete 10 horas de autonomía.

La familia Swift incluye otros modelos numerados 7, 5, 3 y 1, con características diferentes y todos con el mismo común denominador: equipos delgados y ligeros, con gran autonomía y un rendimiento digno para cualquier tarea tanto profesional como personal. Aunque los precios originales de aquellos primeros ultraportátiles eran desorbitados, en la actualidad existen modelos aún más ligeros por precios muy económicos.

La pantalla táctil de un convertible y sus posibilidades

Cuando las pantallas táctiles llegaron con los smartphones en torno al año 2007, ya existían algunos portátiles que podíamos ‘tocar’. Eran los tablet PC, un concepto que visto desde el 2019 es completa prehistoria.

Aquellas pantallas táctiles poco o nada tienen que ver con las actuales. Muchos portátiles de hoy en día incluyen una completa pantalla táctil que responde ante cualquier toque con nuestros dedos, y que añade un nuevo mecanismo de entrada y control para el usuario. Adiós al teclado y al trackpad o ratón, y hola a nuestros dedos, sus toques y sus gestos.

Una pantalla táctil implica un control más cómodo para el usuario, pues es un modo más natural de manejar un dispositivo. Además, Windows 10 incluye múltiples características y funcionalidades pensadas específicamente para las interfaces táctiles.

Hay varios tipos de portátiles con pantalla táctil. Por ejemplo, el Acer Spin 5 tiene la pantalla abatible que podemos girar los 360 hasta colocarla en ‘modo Tablet’, y así disfrutar de un completo y potente ordenador para controlar con nuestros dedos o con un lápiz específico. Esto es especialmente interesante para despertar nuestro lado más artístico, y también para visualizar contenido multimedia como series y películas en streaming.

Hay otro tipo de portátil táctil que es aquel en el que la pantalla se extrae del teclado. Por ejemplo el Acer Switch 5 es un portátil económico y pensado para ser muy versátil, ligero y práctico, que podemos usar 100% como un tablet o, uniéndolo al teclado, como un portátil convencional.

El todoterreno para todo lo que necesites

Siempre existe alguien ubicado en el punto medio, y lo mismo ocurre en la tecnología: siempre existen portátiles todoterreno, capaces de adaptarse a diferentes usos y posibilidades.

Se trata de equipos tremendamente versátiles y completos que pueden satisfacer a (casi) cualquier usuario, siendo tremendamente competitivos y eficientes. Y lo que es mejor: también son equipos económicos para los que no es necesario dejarse los cuartos.

Como portátil todoterreno nos encontramos la familia Acer Aspire, y en ella el Aspire 7 como el equipo más completo de la familia. 15.6 pulgadas de pantalla y una amplia variedad de diferentes opciones y configuraciones disponibles con el objetivo de adaptarlas a lo que el usuario considere.

La idea detrás de estos portátiles todoterreno es la de servir en todo lo que desee el usuario. Desde un uso básico como puede ser navegar en Internet u ofimática, hasta videojuegos o edición multimedia. Dirigido a aquellos que busquen un portátil para todo, que sea completo, elegante y potente, pero también delgado y portable.

Los basados en ‘la nube’

La masificación de Internet ha hecho que emerga una curiosa categoría de dispositivo: ese que está 100% basado en la nube, y para el que casi es imprescindible estar conectado a una red WiFi.

Aunque muchos les asuste esto de estar siempre conectados, la realidad es que nuestros ordenadores lo están en la práctica totalidad del tiempo. Por ello, portátiles como el Acer Chromebook Spin 512 son pequeños, fáciles de usar y eficientes, e incluyen todo lo necesario en el sistema operativo, Chrome OS, para un día a día corriente.

Aunque la realidad es que el principal mercado de estos portátiles es la educación (colegios e institutos cuyos alumnos utilizan estos dispositivos), la realidad es que un chromebook también puede convertirse en el único ordenador que necesites. Aunque peculiar, es una experiencia muy recomendada y que consigue cautivar a muchos por la facilidad y rapidez de estos equipos.

Para el gamer que siempre quiere echarse una partidita allá donde vaya

Y si antes decíamos que siempre debe existir el portátil todoterreno, cómo no vamos a hablar del, digamos, mastodonte: el portátil exageradamente potente y enfocado en el mundo gaming.

Para todos aquellos que necesiten un ordenador de altas prestaciones y la movilidad de poder llevarlo con ellos, por ejemplo para echar unas partidas en casa de un amigo, o para ir a la LAN party de turno. Nos olvidaremos de características como la ligereza o la delgadez, y apostaremos por el máximo rendimiento posible.

Por ejemplo hablemos del Acer Predator Triton 500, un ordenador que por fuera parece normal pero que esconde una auténtica bestia en su interior. Su gran baza está en el uso de procesadores Intel Core i7, gráficos NVidia RTX, memoria DDR4 y SSDs vía NVMe PCIe para la máxima velocidad.

Los ordenadores gaming suelen tener algunas peculiaridades, y en el caso del Predator Triton 500 la principal que encontramos es la pantalla: se trata de un panel de 15.6 pulgadas con 144 Hz. de frecuencia, frente a las más habituales pantallas de en torno a los 60 Hz. Esto implica que el ordenador generará una mayor cantidad de imágenes por segundo, y que el usuario verá una mayor fluidez en los gráficos generados por el juego que esté disfrutando en ese momento.

Otra de estas características curiosas es la refrigeración, que ha sido diseñada específicamente para ser lo más eficiente posible y reducir la temperatura de los componentes cuando estén funcionando a máxima potencia o incluso en overclock. El teclado, por supuesto, es retroiluminado y ha sido diseñado especialmente para ser cómodo con un uso intensivo en videojuegos.

Los ordenadores gaming no son los que más batería ofrecen ni tampoco los más delgados, pero desde luego tienen su propio mercado de gente que necesita bestias capaces de mover los gráficos más exigentes a la vez que proponen un diseño muy característico y llamativo. Cada vez son más y los fabricantes les cuidan con mucho mimo para ofrecer al usuario lo mejor de la tecnología disponible en la actualidad.

Imágenes | Acer, Facebook de Acer, Facebook de laptop.bg

En InGET | Qué ordenador portátil estrecho, fino y delgado comprar
En InGET | Guía de compra de un portátil de uso personal

Pablo