Guía de compra de portátiles para la vuelta al cole

La vuelta al cole puede llegar a ser muy difícil, más aún como padres. ¿Qué ordenador comprar? Si pensamos en los cursos de Primaria y Secundaria, un ordenador sencillo pero completo como el Acer Aspire 1 con procesador Intel Celeron y pantalla de 14 pulgadas suele ser suficiente para las tareas escolares. Sin embargo, ¿qué ordenadores podemos comprar según el curso y las necesidades de cada alumno?

Para 1º, 2º y 3º de Primaria

Comencemos por el principio: los primeros cursos de Primaria, refiriéndonos a los 1º, 2º y 3º. Es importante que los chavales comiencen a afianzar sus competencias digitales y su uso de la tecnología: a utilizar teclado y ratón, a manejar sus primeros programas, a tomar conciencia de lo que es un ordenador y también de lo que supone Internet…

No necesitaremos características del más alto nivel, pero sí un ordenador en el que priorizar la comodidad y la facilidad de transporte. Que sea grande pero no en exceso, y que sea todo lo ligero posible. Y cuanto más económico mejor, claro está.

Lo ideal es acudir al entorno de las 13 o 14 pulgadas, con un SSD para dotar al ordenador de la máxima velocidad y la mejor experiencia posible. No es necesario una gran capacidad de almacenamiento ya que con unos pocos programas será suficiente. Acer Aspire 1 cumple con todos estos requisitos, ofreciendo un equipo de solo 1.65 kilogramos de peso, pantalla de 14 pulgadas y un SSD de tipo eMMC integrado con 64 GB de capacidad.

Otra vertiente muy interesante es la de ordenadores convertibles como Acer Switch 3, que pueden hacer las funciones de portátil o también de tableta con lápiz incluido. Son todavía más pequeños y portables, pero disponen del potencial suficiente como para servir como herramienta de aprendizaje durante toda la etapa de Primaria, afianzando las varias vertientes y posibilidades que nos ofrece la tecnología actual.

Para 4º, 5º y 6º de Primaria

En la segunda mitad de la Educación Primaria ya comienzan a trabajar más detalladamente aspectos de la tecnología, incluyendo programación y robótica. Su uso del ordenador va más allá que un aprendizaje inicial, e incluso lo utilizan frecuentemente para sus trabajos y deberes del colegio.

Es en 4º, 5º y sobre todo 6º de Primaria cuando el ordenador deja de ser una herramienta de aprendizaje para comenzar a convertirse en un elemento muy importante en el día a día de la escuela. Los estudiantes comienzan a ver la utilidad del ordenador, a buscar información por Internet y también a compartir conocimientos y documentos en redes y plataformas, incluyendo las escolares.

En estos cursos, el portátil debe ser ante todo cómodo de utilizar, pero también fácilmente transportable para no cargar en exceso la mochila. Podemos optar por un Acer Aspire 3 que, con su formato tradicional, ofrece un rendimiento superior (Intel Core i3, SSD de 256 GB) con un tamaño convencional de 15.6 pulgadas para que su uso sea más confortable.

Pero no podemos dejar de comentar otras opciones más heterodoxas, como son los convertibles Acer Spin 3 y Acer Switch 5, en los que la gran virtud está en la pantalla táctil y las funciones de tablet, especialmente interesantes con el uso de un lápiz digital.

Y por supuesto, los Chromebooks son una muy grata opción si el colegio utiliza el ecosistema educativo de Google. Hay dos grandes opciones: un portátil tradicional con Chrome OS como el Acer Chromebook 13 CB713, o la versión convertible con pantalla táctil Acer Chromebook Spin 512. Con ellos tendrán la oportunidad de participar en la comunidad y en todas las herramientas que Google pone a disposición de colegios, profesores, alumnos y también familias.

Para 1º y 2º de Secundaria

El dominio del uso del ordenador alcanza, en muchas ocasiones, al de los progenitores. Los —a veces— mal llamados nativos digitales aprenden a utilizar la tecnología a una velocidad de vértigo, y es por ello por lo que en torno a los 12 años comienzan a necesitar equipos todavía más potentes y eficientes.

Priorizaremos la capacidad de procesamiento (incluyendo gráficos) y las opciones de almacenamiento rápido pero amplio, frente a otras características como la ligereza o las dimensiones. Buscaremos un portátil que sea rápido, grande y cómodo, y no tanto ligero o pequeño.

Un ejemplo de esto es el Acer Aspire 7, que tras sus 15.6 pulgadas esconde un procesador Intel Core i7, gráficos NVidia GTX 1050, 8 GB de memoria RAM y una combinación de SSD y HDD para tener tanto velocidad como espacio de almacenamiento. También hay disponible una versión con pantalla de 17.3 pulgadas, una de las mayores diagonales del mercado.

Otras opciones en formato convertible como Acer Swift 3 o Acer Spin 5 proporcionan un rendimiento ligeramente menor, pero con el valor añadido de la pantalla táctil. Ésta es especialmente útil para chavales y chavalas que estén especialmente interesados tanto en consumir contenido de Internet como, sobre todo, en crear los suyos propios. Por ejemplo, artistas digitales en potencia que quieran hacer sus primeros pinitos en el mundo de Internet.

Para 3º y 4º de Secundaria

Cuando van avanzando en la Secundaria comienza la especialización: ciencias, letras, tecnología… Según su elección, alguna de las opciones que hemos comentado anteriormente pueden seguir siéndoles útiles; sin embargo, lo más probable es que centren sus tareas como estudiantes casi al cien por cien frente al ordenador, y que necesiten un portátil capaz de responderles en todo momento.

Todavía más potencia y versatilidad. Pantallas grandes y cómodas, pero también facilidad de transporte. Procesadores y gráficos potentes que puedan ejecutar cualquier cosa, en cualquier momento. Un almacenamiento rápido pero que también sea amplio, para poder tener su propia biblioteca digital. En líneas generales, un ordenador que sea todoterreno como el Acer Swift 5.

Es ligerísimo (0.99 kilogramos) pero potente (procesador Intel Core i5, SSD de 256 GB), además de elegante y amplio gracias a su pantalla de 15.6 pulgadas. Su batería con hasta 10 horas de autonomía proporcionará carga más que de sobra para la jornada escolar y la tarde de estudio. Es el portátil ideal si estudian en la biblioteca o necesitan acercarse a casa de un amigo a hacer algún trabajo en grupo.

También es posible que algunos estudiantes de estos cursos de Secundaria necesiten potencia bruta con la que crear su propio contenido, ya sea escolar o por otras aficiones. Hablamos de crear música o vídeos, de programar sus propios videojuegos o incluso, por qué no, echarse una partidita de vez en cuando.

Para este tipo de estudiantes que combinan los estudios con el ocio, un ordenador como el Acer Nitro 5 es el aliado perfecto. Prioriza uno de los mayores rendimientos en un ordenador portátil frente a la facilidad de transporte, pero una vez estás a sus mandos podrás realizar cualquier tarea que imagines frente al ordenador. ¿Estudiar con él? Eso por descontado.

Imágenes | Acer

En InGET | ¿Estamos enseñando a las nuevas generaciones a usar tecnología?
En InGET | ¿Que aprender es aburrido? Kahoot convierte cualquier clase en una competición

Pablo