Las averías más comunes que pueden ocurrirle a tu portátil (y cómo solucionarlas)

Han pasado muchos años desde que los ordenadores portátiles ni siquiera tenían batería y su rendimiento oscilaba entre lo anémico y lo infradotado, lo cual no quiere decir que el usuario medio no pueda a encontrarse en algún momento con posibles dificultades, particularmente si tiene un laptop antiguo.

Fallos en la alimentación, caídas de rendimiento inexplicables… Quien más quien menos está familiarizado con esta clase de problemas. ¿Pero sabrías diagnosticarlos correctamente? Para eso estamos aquí.

El ordenador me va leeeento

Vigila el software

averias - laptop

Un consejo es monitorizar los recursos desde el administrador de tareas y ver si hay alguna aplicación consumiendo más memoria o CPU de la debida. ¿Es el caso? Ciérrala. Si sigue dando problemas prueba a reinstalarla.

La presencia de aplicaciones con un gran consumo de recursos también puede afectar a la temperatura del portátil. Por este motivo comprobar el administrador de tareas debería ser siempre el primer paso.

¿Has pensado en ampliar la RAM?

laptop ram

También puede suceder que simplemente tu portátil se esté quedando viejo. Algunos equipos, especialmente aquellos de corte empresarial o gaming, ofrecen la posibilidad de ampliar la memoria RAM. Comprueba tu modelo, porque podría ser una solución.

Si además utilizas un ordenador con un disco duro convencional, sería recomendable cambiarlo por un veloz SSD. Equipos modernos como el Swift 5 ya incorporan este tipo de unidades de serie.

La batería no dura ni un café

Comprueba que tu adaptador de corriente funciona correctamente

averias - laptop

Es posible que el conector del adaptador de corriente esté gastado y no haga contacto, especialmente en los equipos con más trote. Probablemente ese es el fallo si la señal de corriente desconectada se activa sin motivo aparente. Prueba a sustituirlo.

Cambia la batería

La batería de un portátil es un elemento con una vida útil limitada por los ciclos de carga y descarga. Con el paso de los años su rendimiento se reduce.

acer bateria

Descartado un fallo en el adaptador de carga, puedes comprobar la salud de la batería con una aplicación como HWiNFO32, que refleja su desgaste en el campo “wear level”. Windows, en cualquier caso, suele alertar de problemas cuando detecta anomalías.

Si tu batería está muy dañada y tienes un portátil que permite su sustitución, basta con comprar otra. Si por el contrario es un equipo con batería integrada, deberás enviarlo al servicio técnico.

El equipo no arranca ni a golpes

¿Recibe corriente adecuadamente?

averias - laptop

Comprueba en primer lugar si se ilumina el testigo de funcionamiento. ¿No es así? Tal vez debas asegurarte de que tanto la batería como el adaptador de corriente están en un estado óptimo.

RAM y disco duro, sospechosos habituales

Si el ordenador se queda con la pantalla en negro o se reinicia continuamente, es posible que tengas un fallo en la memoria RAM. No es del todo extraño que un módulo no esté haciendo contacto o se haya estropeado. Si tu equipo lo permite, desmonta todos los módulos instalados y ve probándolos uno por uno.

También puedes tener un problema con el disco duro o la unidad SSD. En ese caso la BIOS/UEFI o el arranque del sistema operativo mostrarán un mensaje de error. Tendrás que sustituir este componente.

No dejes de recordar que la sustitución de cualquier elemento interno por parte del usuario puede invalidar la garantía. No obstante, si hablamos de un equipo antiguo y con poco valor, este tipo de cirugías pueden ser una buena forma de aprender algo nuevo.

Ahora me apago, ahora me enciendo

Despeja sus vías respiratorias

acer averias

Mucha gente tiene la mala costumbre de usar el portátil sobre una manta o cojín, lo que puede obstruir los orificios de ventilación. Un ordenador sobrecalentado se apaga como medida de seguridad y ahí acaba el asunto, pero un exceso de temperatura también puede provocar un comportamiento anómalo del software.

Por este motivo deberías saber dónde están situados los orificios de ventilación de tu portátil. El Acer Swift 5, que utiliza procesadores Core i5 e i7 de prestaciones nada despreciables, cuenta con varias rejillas en el fondo y la zona de la bisagra, alejadas de donde normalmente irían las rodillas del usuario. Esto es así para evitar bloquearlas cuando se está trabajando con el equipo en el regazo.

acer swift 5

Aunque nunca hayas experimentado problemas de esta clase, te recomendamos que dejes que tu portátil respire. Te lo agradecerá con una vida útil plena y satisfactoria.

¿Y si es cosa del software? Usa un punto de restauración

Piensa en qué programas y actualizaciones has instalado recientemente y si los reinicios se producen cuando arrancas una aplicación concreta. ¿Es así? Prueba a reinstalarla.

Si los reinicios persisten es posible que tengas que dar marcha atrás y usar un punto de restauración. Aunque es una medida un poco drástica, generalmente acaba con cualquier problema derivado del software.

¿Sigues igual? Puede que sea hora de llevarlo al técnico…

averias pc

La mayor parte de las veces estos consejos son todo lo que necesitarás para resolver tus problemas. Si nada de lo dicho funciona, no obstante, toca acudir a los profesionales. Podrías tener un problema con la CPU, la GPU o la propia placa base, en cuyo caso habrá que desmontar el ordenador. Y eso no es algo que deberías hacer por tu cuenta sin saber dónde te metes, especialmente si tu equipo está aún en garantía. ¡Nunca te olvides de esa parte!

En InGET | La alfabetización digital, clave para romper con aplicaciones y enlaces fraudulentos

En InGET | ¿Qué papel juega tu PC en una smart home?

Alberto Ballestín

¿Compartes tu opinión?