Los mejores programas para editar vídeo en tu PC

Llega el verano. Con él, el buen tiempo, los viajes (aunque sean de interior) e infinidad de recuerdos que querremos conservar para la posteridad, desde los buenos ratos con los amigos a momentos memorables como los que nos puede deparar el entorno. La cámara de vídeo (o una de fotos con buena calidad de grabación) se hace indispensable para estos momentos, pero también el equipo necesario para editarlos. Porque no es cuestión de tener cientos de clips tirados sin ton ni son en el disco duro.

Por su potencia, ligereza y versatilidad, el ConceptD 3 consigue que editar vídeo sobre la marcha sea una labor tan simple como hacerlo en casa. Ahora bien, para ello sigues necesitando un software adecuado. Hay muchos programas de edición, cada uno con sus propias ventajas, y nosotros queremos ofrecerte una lista con cinco opciones para todos los gustos y perfiles, ya estés pensando en darle un uso semiprofesional o tan solo quieres empezar a sumergirte en este mundillo.

Windows Fotos: gratuito, simple e incluso en el sistema operativo

Posiblemente no lo sabías, pero Windows 10 tiene su propio programa de edición de vídeo. Tras años de súplicas por parte de los usuarios, Microsoft ha introducido un sencillo editor de vídeo dentro de Windows Fotos y, aunque sus opciones son muy limitadas, pueden ser suficientes si tan solo buscas incluir unas cartelas, aplicar filtros básicos, recortar, unir o partir clips con transiciones simples. Útil si no tienes pretensiones y buscas algo simple para ordenar tus vídeos personales (o hacer un trabajito rápido para una despedida de soltero).

Para acceder al editor de vídeo de Windows 10, tan solo tienes que abrir Windows Fotos y hacer clic en el icono que encontrarás en la esquina superior derecha.

Vegas Movie Studio: buen equilibrio entre opciones y facilidad de uso

Vegas Movie Studio es un software bastante potente y al mismo tiempo relativamente fácil de usar. A medio camino entre un programa de edición profesional puro y otros mucho más simples y desprovistos de opciones, proporciona multitud de efectos de vídeo integrados, soporte para pantallas verdes o croma, numerosas opciones para introducir textos espectaculares y gestión de color avanzada. Los paquetes más completos hasta te brindan la posibilidad de editar tus propios discos Blu-ray. Destaca también por su excelente tratamiento del sonido.

Este software resulta relativamente accesible si ya estás familiarizado con la edición de vídeo más básica. Dominarlo al completo, eso sí, te llevará horas dada su profundidad. Prepara en cualquier caso tu disco duro, porque la creación de archivos 4K sin compresión hace casi necesario el uso de una unidad SSD de 512 GB, disponible en el ConceptD 3.

Un aspecto destacable de Vegas Movie Studio es su precio: solo cuesta 39 euros.

Adobe Premiere Pro: potencia profesional a precio profesional

Adobe Premiere Pro es posiblemente el software de edición de vídeo profesional más popular del mundo. Sus características lo han convertido en uno de los favoritos de la industria, y puede ser encontrado tanto en los portátiles de autónomos especializados en producción de vídeo para eventos y empresas como en estudios de cine. La extensión de sus opciones es inmensa, y encima se pueden ampliar con todo tipo de complementos externos. Es, por decirlo simplemente, el software de edición que lo tiene todo.

Adobe Premiere Pro es tan potente como complejo. Como indica su apellido, es para profesionales. Pero, precisamente por eso, es muy fácil encontrar todo tipo de cursillos a través de Internet e incluso planes de formación con titulación oficial de Adobe. No serías el primero que empieza haciendo un trabajo chulo con los vídeos de un concierto y termina labrándose una profesión con él.

Un dato muy importante de Adobe Premiere Pro es que no se ofrece como software independiente, sino en forma de suscripción junto a otros programas de Adobe como Illustrator y Photoshop. Esto implica un coste que puede ser prohibitivo para algunas personas, aunque hay una oferta para estudiantes y profesores con un precio de 19 euros al mes.

DaVinci Resolve: edita como los grandes de Hollywood sin pagar un euro

DaVinci Resolve es un programa sumamente interesante si Vegas (o incluso Premiere Pro) se te queda corto. Este programa ha sido diseñado para profesionales del cine y la televisión, brindando una inmensa cantidad de opciones de procesamiento y edición con una gestión absolutamente granular. Para que te hagas una idea, se utilizó para editar Juego de Tronos. ¿Y por qué lo estamos recomendando si aparentemente es tan sumamente profesional? Pues porque es totalmente gratis. Puedes tenerlo desde cero euros.

Sus creadores, Black Magic Design, se dedican principalmente a la venta de hardware para estudios de producción, por lo que ofrecen DaVinci Resolve sin coste, aunque también ofrecen DaVinci Resolve Studio como opción de pago, incorporando opciones como plugins de efectos especiales, gradación de HDR o control del grano.

DaVinci Resolve es particularmente útil por su avanzada gestión de la gradación del color, consiguiendo un aspecto uniforme en todos los cortes. Un motivo más para apostar por el ConceptD 3, que incorpora una pantalla FHD IPS con certificación Pantone para ganar precisión en los colores.

VSDC: el editor definitivo para pequeños trabajos

VSDC es un muy buen software de edición si buscas un programa sencillo de utilizar y gratuito. A medio camino entre la simplicidad extrema del editor de Windows y paquetes como Vegas, aporta opciones como filtros, corrección de color y gestión de múltiples pistas de audio usando un sistema de edición no lineal como el de programas profesionales.

VSDC es simple pero lo suficientemente potente como para iniciarte en el mundillo sin perder la cabeza. También es gratis: el programa se mantiene mediante un sistema de donaciones gracias al cual puedes recibir soporte técnico para resolver tus dudas.

Recuerda: si quieres editar vídeo, no te sirve cualquier portátil

Procesar vídeo a buena resolución, sobre la marcha y con la certeza de que el resultado final se verá bien en cualquier pantalla no es algo que esté a la altura de cualquier portátil. Los requisitos de potencia fuerzan el uso de un procesador moderno y capaz apoyado en una buena cantidad de RAM, el control del color hace necesario un monitor de colores fidedignos y los requisitos de espacio son extraordinarios.

El ConceptD 3 es uno de los pocos equipos con un formato ultraportátil capaz de satisfacer todos estos requisitos. Dotado con un procesador Intel Core i7-9750H y 16 GB de RAM, posee el músculo necesario para renderizar vídeo con la máxima velocidad, reduciendo el tiempo de producción al mínimo, mientras que su pantalla IPS antirreflejos con certificación Pantone y capacidad de representación del 100 % de la paleta cromática sRGB plasma los colores tal y como son. Asimismo, las opciones de almacenamiento contemplan hasta 1 TB en formato SSD PCIe, garantizando el acceso más rápido posible a archivos cuya carga se eternizaría usando un disco duro convencional.

Como has podido ver en este artículo, cada programa de edición de vídeo tiene su uso específico. Y lo mismo se puede decir de los ordenadores portátiles. Escoge bien el tuyo y evitarás decepciones innecesarias.

En InGET | Hay un portátil que cubre todas tus necesidades y no te enterarás ni de que lo llevas encima

En InGET | Guía para montar tu puesto de teletrabajo (mejor que en la oficina)

Mr Píxel