Pawbo+: descubre la vida secreta de tus mascotas

¿Te has preguntado alguna vez qué hace tu mascota cuando no estás en casa? ¿Habrá descubierto sus inquietudes filosóficas y será por eso que todos los libros están por los suelos cuando llegas a casa? ¿Y si no tienes un problema de ratones y los agujeros en el saco del pienso tienen una explicación más sencilla? Ya no tienes necesidad de seguir dando vueltas a estas preguntas: Pawbo+ te ofrece la respuesta en vídeo.

Esta cámara desarrollada por Acer ha sido diseñada específicamente para satisfacer las exigencias de los propietarios de perros y gatos, haciendo que nuestros peludos compañeros de piso estén más vigilados. Y felices, porque no solo ofrece funciones de videovigilancia, puesto que incorpora prestaciones muy interesantes que no encontrarás en ninguna otra cámara domótica.

Juega con tu gato (y aléjalo de los tiestos) con su puntero láser integrado

Cámara Pawbo+

Una de las características más notables de la cámara Pawbo+ es la posibilidad de controlar con el teléfono móvil su puntero láser integrado. La misma aplicación que sirve para monitorizar la actividad de tu mascota permite manejar este curioso elemento, haciendo posible jugar con nuestros peludos amigos aunque no estemos con ellos. El haz se puede controlar manualmente o activarlo de forma automática.

Aunque solo pueda parecer una simple curiosidad, el puntero de Pawbo+ hace posible mantener el vínculo afectivo a través del juego también cuando tengamos que salir de viaje o estemos demasiado ocupados en el trabajo. El dispositivo posee comunicación bidireccional, por lo que podemos hablar con ellos para reforzar las sesiones de juego a distancia y también escuchar sus ronroneos y ladridos.

Controles sencillos para que no te pierdas nada

cámara pawbo+

La cámara Pawbo+ posee una óptica con resolución HD y gran angular (130 grados) ideal para que no te pierdas el más mínimo detalle de lo que pasa. Se controla desde una aplicación muy intuitiva bautizada con el nombre Pawbo Life. Este software permite que un máximo de ocho personas se comuniquen con nuestras mascotas de forma simultánea, haciendo posible su uso por todos los miembros de nuestra familia.

Además, Pawbo Life incorpora funciones sociales. Las imágenes y los vídeos capturados por la cámara pueden ser compartidas en Twitter, Facebook e Instagram, con la posibilidad de guardar dichos contenidos en la nube. Y es que Internet no sería lo que es sin fotos de gatos ni cachorritos.

La aplicación de control también nos permite interactuar con juguetes como el Pawbo Catch. Este es un punto importante, y es que es necesario recalcar que Pawbo+ es mucho más que una simple cámara de vigilancia. Uno de sus posibles usos es tranquilizar a mascotas interactivas o con problemas de ansiedad aunque no estemos cerca.

Un perro aburrido puede ponerse a mordisquear las patas de las sillas y no hay mucho que decir sobre el potencial destructivo de un gato fuera de sí. Es necesario hacerles saber que estamos con ellos, por lo que nuestras palabras y la interacción a través del juego pueden ser muy importantes a la hora de mantenerlos tranquilos hasta que lleguemos a casa. Y si además podemos satisfacerlos con algo de ejercicio físico y mental, mejor que mejor.

El juego es más divertido si hay golosinas

cámara pawbo+

Por último, Pawbo+ incluye un práctico dispensador de golosinas. Acostumbrar a nuestras mascotas a jugar con nosotros a través del móvil puede ser más fácil si al final de una jornada de juego tienen una pequeña recompensa, así que la cámara permite darles un sabroso premio para reforzar su entrenamiento.

Más allá de darles una satisfacción al final de una sesión de juego, el uso inteligente del dispensador de golosinas puede ser una buena forma de tranquilizar a un cachorro jovencito. También puede servir para darle un tentempié si te has retrasado en el trabajo y crees que vas a tardar más de la cuenta, dejándole que mate el gusanillo hasta que puedas servirle un plato de comida completo.

cámara pawbo+

Las prestaciones de Pawbo+ hacen de él un dispositivo único. No sirve únicamente para vigilar a nuestras mascotas mediante sus sensores de movimiento, sino que además nos permite pasar tiempo con ellas cuando las circunstancias no nos permiten estar a su lado, tranquilizándolas con nuestra voz e incluso jugando con ellas. Eso por no hablar de la posibilidad de convertirlas en auténticas tuitstars. Quién sabe, lo mismo vives con todo un influencer y ni siquiera te habías dado cuenta…

Alberto Ballestín