Por qué vas a querer pasarte al BFGD después de lo que ha presentado Nvidia en el CES 2018

Algo grande se acerca. Realmente grande. Nvidia, que desde hace tiempo mira más allá de las tarjetas gráficas, dio a conocer durante la feria CES 2018 una nueva categoría de monitor para jugadores, pensada no tanto como un periférico más para el dormitorio o la oficina doméstica como para el salón. Recibe el nombre de BFGD (big format gaming display) y llegará a lo largo de este mismo año para conquistar nuestro hogar.

Te contamos sus claves y por qué vas a querer meter uno en casa.

Gaming puro y duro en formato 2XXL

Con el lanzamiento de G-Sync Nvidia no solo logró uno de los mayores avances visuales en la historia de los videojuegos desde el filtrado de texturas: también creó una nueva categoría de monitores. Hasta entonces la mayoría de las pantallas consideradas como apropiadas para jugadores no eran otra cosa que monitores de consumo de calidad discutible pero con latencias muy reducidas o carísimos modelos profesionales. Había nacido un nuevo segmento.

Actualmente los monitores gaming como la gama Predator está compuesta por modelos con paneles de alto contraste, baja latencia y velocidades de refresco elevadas con capacidad de ajuste dinámico que tocan techo en las 34 pulgadas del Predator Z35. Son además pantallas cada vez más grandes, pero siempre (o al menos hasta ahora) orientadas a un uso más bien tradicional, con el teclado, el ratón y la mirada a unos pocos centímetros de distancia.

Los monitores BFGD toman todos estos atributos y los llevan a su extensión más salvaje. Como bien indican sus siglas, estamos hablando de monitores para juego de gran tamaño. Concretamente todos los monitores certificados por Nvidia como BFGD tendrán un tamaño inicial de nada más y nada menos que 65 pulgadas, cambiando completamente la concepción de lo que era hasta ahora el juego en su vertiente pecera.

Pese a sus elevadas dimensiones, estamos hablando de monitores puros y duros, no de televisores disfrazadas. Además de tener un tamaño concreto, todos los monitores BFGD deberán cumplir una serie de requisitos técnicos muy estrictos para poder ser homologados por Nvidia. Estamos hablando de pantallas 4K con una velocidad de refresco de 120 Hz, compatibilidad con G-Sync, un brillo máximo de 1.000 nits y soporte para el espacio de color DCI-P3.

A falta de poder comprobar cómo se plasman estas especificaciones, estaríamos hablando de los que posiblemente serían los primeros monitores compatibles con la nueva normal DisplayHDR1000, proporcionando una calidad de imagen como la de ningún otro monitor para juegos o televisor lanzado hasta la fecha. Palabras mayores.

¿Quién dijo tele? ¿Quién quiere tele?

A su alto rendimiento técnico y enorme tamaño, los BFGD aportan algo más: capacidad de streaming. Todos los nuevos monitores BFGD incorporarán un dispositivo Nvidia Shield integrado, por lo que será posible acceder a servicios como Netflix, HBO y Amazon Prime Video sin necesidad de utilizar un reproductor Android externo. Y esto es solo el principio.

Otra novedad destacable anunciada por Nvidia durante el CES 2018 es la disponibilidad en fase beta del servicio GeForce NOW. Esta plataforma de juego en la nube permite disfrutar de los últimos títulos utilizando ordenadores relativamente modestos, puesto que técnicamente se ejecutan en los servidores de Nvidia y el PC del cliente solo recibe los datos multimedia del mismo, procesando únicamente el audio y el sonido, casi como si fuera un vídeo interactivo.

geforce now

Nvidia tiene por meta convertir así cualquier ordenador económico en un equipo gaming, pero sus posibilidades son más elevadas. De hecho, haría posible configurar un sistema de juego asimétrico, con una CPU y una tarjeta gráfica asequibles unidas a un enorme monitor BFGD de alto rendimiento para jugar a lo grande. Es otra forma de optimizar el presupuesto, con la obvia ventaja de que el monitor también pude ser utilizado con cualquier consola. Win-win.

Según los datos facilitados por Nvidia, todo lo que hace falta es una conexión de banda ancha para poder disfrutar de Fortnite a 120 FPS en calidad alta o Playerunknown’s Battlegrounds a 60 FPS. El catálogo de títulos iniciales ya es extenso, no en vano porque Ubisoft anunció su apoyo durante el CES 2018 con la disponibilidad de la biblioteca de títulos disponibles en Uplay PC.

Con un ojo puesto en Volta y disponibles a mediados de 2018

BFGD

Los primeros monitores BFGD llegarán a lo largo de este verano. Acer, que es socia de lanzamiento, ya ha anunciado un modelo que, lógicamente, estará englobado en la gama Predator. De estética más sobria que el clásico monitor gaming, contará con un diseño de marcos extrafinos y buscará sustituir el clásico televisor del salón.

Dadas las elevadísimas prestaciones del formato BFGD, la forma más efectiva de aprovechar este tipo de pantallas será con una tarjeta GTX 1080 o, mejor aún, uno de los futuros modelos Volta, todavía por desvelar.

Nvidia se mantiene por ahora hermética en cuanto a los detalles sobre su futura generación de tarjetas gráficas, pero durante el CES 2018 ofreció un nuevo vistazo a la Titan V, un (todavía carísimo) modelo profesional basado en su nueva arquitectura y que promete hacer polvo a su actual línea de gama alta manteniendo un TPD bastante comparable. La cuestión es que todavía no sabemos cuándo llegarán los primeros modelos de consumo, pero cabe imaginar que habrá noticias al respecto durante el primer semestre de este año. Estaremos abiertos de ojos y oídos.

En InGET | G-Sync, FreeSync y por qué es importante el refresco adaptativo

En InGET | Cómo montar dos monitores para tu ordenador: tips y consejos

Alberto Ballestín