2019 será el año de los procesadores AMD de 7 nm

La carrera por hacer mejores y más rápidos los microprocesadores (CPU) de nuestros ordenadores se basa en varios factores. Uno de ellos, el proceso de fabricación, puede dar un salto importante este año: 2019 será el año de los procesadores AMD de 7 nm, una significativa evolución respecto a los actuales Ryzen que son los equipados por ordenadores como los Acer Nitro 50. Este sobremesa, que trae de serie 8 GB DDR4 y 1 TB HDD, está pensado para sacarle el máximo partido a tu experiencia gaming.

La marca estadounidense ha mostrado novedades en sus dos grandes mercados: en el de las GPU, con el lanzamiento de su nueva tarjeta gráfica Radeon VII con chip en 7 nanómetros, y en el de las CPU, donde han aprovechado la feria de Las Vegas para mostrar los primeros prototipos de los AMD Ryzen 3, los que serán los primeros microprocesadores de 7 nanómetros del mercado.

¿Qué implican los 7 nm de AMD? Ventajas y beneficios

Decíamos antes que la carrera por conseguir un procesador rápido y potente pasa, entre otros factores, por lograr un proceso de fabricación en el que los transistores utilizados —y que son millones en cada CPU o GPU— tengan un tamaño cada vez más reducido. En este 2019, AMD ya ha presentado su primera GPU en 7 nanómetros y ha mostrado algunos detalles de lo que será la tercera generación de los AMD Ryzen, internamente llamados ‘Matisse’, y que serán sus primeros microprocesadores en 7 nanómetros.

Para que tengamos en cuenta la evolución, la actual familia Ryzen 7 —entre los procesadores más potentes de AMD para el mercado doméstico— de los Acer Nitro 50 utiliza transistores de 12 nanómetros, de forma que con el salto a 7 nm el tamaño se reduce a casi la mitad. A efectos prácticos esto implica un mejor rendimiento de los procesadores, a la vez que consiguen reducir el consumo energético. En definitiva, se trata de lograr una mayor eficiencia en el ratio energía/rendimiento.

Los AMD Ryzen de tercera generación que alcanzarán estos 7 nm comenzarán a venderse a lo largo del 2019, según apuntan los expertos, con modelos de ocho núcleos que, aseguran, estarán a la altura de los Core i9 de Intel. A su vez, en el pasado CES 2019 AMD realizó una demostración de uno de los primeros prototipos de estos Ryzen de 7 nanómetros, y han aprovechado el evento para presentar otra novedad con una estrecha relación: su nueva tarjeta gráfica.

AMD Radeon VII, con la primera GPU en 7 nm

Se trata de la AMD Radeon VII, la primera tarjeta gráfica con GPU fabricada en 7 nanómetros, y que tiene en el punto de mira el mercado gaming. Por 699 dólares, incorpora el chip Vega diseñado con la microarquitectura GCN de 5ª generación en 7 nm en este modelo.

AMD apuesta muy fuerte este año por los 7 nm. Ya los conocemos en lo que a las tarjetas gráficas se refiere gracias a esta Radeon VII que llegará a las tiendas en el mes de febrero, y próximamente AMD continuará su jugada con los Ryzen de 3ª generación.

Estos nuevos procesadores AMD en 7 nm serán los que montarán las nuevas configuraciones gaming que serán lanzadas durante los próximos meses. En este caso, a la vista de lo esperado, las expectativas están puestas en que estos equipos logren un mejor rendimiento sobre todo en determinados videojuegos y también en aplicaciones y programas exigentes (procesamiento de vídeo, aplicaciones científicas, etc.) para los que los 7 nanómetros supondrán una ventaja competitiva con la que poder contar. Se espera que se lancen al mercado en la segunda mitad de 2019, redondeando así un gran año para AMD en lo que a los 7 nm se refiere.

Imágenes | Facebook de AMD

En InGet | Comparativa de procesadores Intel de 8ª generación

En InGet | Un PC gaming no se compone solo de RAM y CPU: este es el valor de los periféricos

Pablo