Así ha avanzado la tecnología para darnos equipos de sobrada potencia en 9 mm de espesor

Si el lector tiene cierta edad es posible que recuerde pantallas curvas de tubos catódicos con fondos más largos que la diagonal de la pantalla. Mucho ha llovido desde que la tecnología LCD hiciese planos los ordenadores y posible los portátiles. Hoy, en 2018, tenemos un portátil de 9 mm en el mercado.

Este enorme desarrollo tecnológico se ha abordado a lo largo de varias décadas, y los primeros intentos aparecen amontonados en la imagen de abajo. Si por algo destacan estos portátiles a punto de reciclar es por no ser particularmente delgados con respecto a los nuevos modelos. Pero, ¿cómo se logra hacer más finos los portátiles manteniendo su potencia?

portatiles anchos espesor

Los discos de estado sólido, culpables parciales de los portátiles estrechos

Ya en su momento analizamos qué es un disco de estado sólido SSD y qué ventajas tiene frente a un HDD o unidad de disco duro. Aunque hay muchos factores, el que a priori nos interesa es el tamaño y, en concreto, cómo de estrecho puede ser un SSD. La respuesta es muy estrecho.

Mientras que los HDD requieren varios niveles físicos para funcionar mediante lectura de aguja, los SSD funcionan como un USB. ¿Alguna vez has abierto uno? Una lámina de silicio muy fina hace todo el trabajo, sin partes móviles. Puedes imaginar una tarjeta micro SD como la de abajo, que funciona con la misma tecnología.

micro-sd-400-GB

400 GB en el tamaño de una uña que pronto bajará de 100 euros. Junto a sus dimensiones, mucho más reducidas, se encuentra el hecho de que el calor que desprenden es muchísimo menor. Esto significa que no es necesario disipar mediante ventilador la temperatura extra.

¿Necesita tu ordenador un lector de CD?

Durante mucho tiempo el lector de CD, y la disquetera antes, resultaba necesario. La velocidad de Internet no era tal como para bajarse los programas y estos tenían que venir en un formato físico. Ahora, con conexiones a Internet de 10 Mbps, todo está accesible a un clic. ¿Para qué incluir lector de CD en el PC?

Incluso están desapareciendo de las consolas, y los reproductores de DVD/Blue Ray se convierten en objetos de coleccionistas. Con una pantalla en el salón conectada a Internet, no necesitamos discos para almacenar la información. Esto significa que los portátiles en el futuro vendrán sin lectores de soportes ópticos.

cedetera portátiles espesor

La miniaturización de los puertos

Junto al ventilador, el disco duro y el lector de CD, otro factor que impide “adelgazar” a los portátiles son los puertos. No obstante, estos han ido poco a poco viendo reducido su tamaño. Por ejemplo, el clásico USB-A se redujo para móviles al USB Micro B y, finalmente, tanto portátiles como teléfonos móviles usan el USB-C para cargar y transferir archivos.

Algo similar le está ocurriendo al estándar de transmisión de vídeo, el HDMI. De momento se incluye en todos los portátiles, pero se ha convertido en la clavija más grande, como lo fue en su momento el VGA o el DVI. En uno años, el USB-C podría hacer los portátiles aún más estrechos.

conectores portátil espesor

Mejores acabados y procesos de fabricación

Otra de las claves, sin la cual todo lo anterior sería puramente anecdótico, ha sido la mejora de los procesos de fabricación. El cálculo con décimas de milímetro de la localización de los componentes, por ejemplo, era imposible hace una década y hoy es la norma. Si uno abre un portátil actual, le será difícil navegar en el mar de capas de menos de un milímetro.

En la vanguardia de los portátiles finos se encuentran un portátil de 9 mm de espesor (menos de 1 cm) que pesa solo 970 gramos y, sin embargo, sigue contando con procesadores i7 de octava generación. Hablamos del nuevo Swift 7 (2018), que cuenta con la misma potencia del Swift de 2017 pero es aún más reducido. No tan fino pero sí extremadamente ligero, destaca también el Swift 5, también la edición 2018 que ahora proporciona mayor superficie de pantalla —en tamaños de 15,6 y 14 pulgadas— junto a un diseño metálico en tan solo 1 kg de peso.

Es posible que los ordenadores del futuro sean láminas ligeramente gruesas que llevemos enrolladas en nuestros bolsillos. Ya hay fabricantes que están trabajando en esa tecnología, de modo que en una década 9 mm de espesor quizá nos parezca tan exagerado como la pantalla de tubos catódicos.

Imágenes | iStock/GaudiLab, iStock/ThamKC, iStock/daboost, iStock/Brad Greeff

En InGET by Acer | Cómo funciona un disco SSD y por qué es mejor que un HDD

En InGET by Acer | Comparativa de procesadores Intel de 8ª generación

Alma Landri