En la lucha contra la contaminación, la naturaleza nos lleva ventaja

¿Combatir la contaminación? A los sistemas biológicos se les da muy bien. No en vano han evolucionado durante decenas de millones de años para optimizar su función. Como la vegetación, cuya programación biológica les permite atrapar CO2 y otras partículas atmosféricas, y usarlas para crecer. Esto a los humanos nos viene particularmente bien, por aquello de respirar.

Por eso se habla de que “el Amazonas es el pulmón del planeta” aunque otras funciones biológicas, como las algas, realicen el trabajo mucho mejor: porque los árboles nos ayudan a respirar mejor y, además, usan particularmente bien la energía solar y enfrían con éxito el ambiente. Y las cianobacterias van incluso más allá, aunque están por ahí, flotando en el mar. ¿Y si copiamos la naturaleza?

La vegetación atrapa más contaminación que los capturadores artificiales

Una planta necesita carbono para crecer. Formalmente los humanos también, aunque pasado un límite en la atmósfera este juega en contra de nuestra salud. Debido a ello algunos investigadores han estado trabajando en capturadores de CO2, como el caso de la Ricard Garcia-Valls et al. y su dispositivo (abajo, 2018).

contaminción co2 capturador artificial

Este dispositivo es mejor capturando CO2 que la biomasa (en general). Pero un estudio multidisciplinar publicado en noviembre de 2019 demostró que las soluciones naturales eran más eficientes que las tecnológicas. Al menos de momento, y es que resulta extremadamente difícil buscar la eficiencia.

Si consideramos el Swift 5, uno de los portátiles más ligeros del mercado, los ingenieros tuvieron que lidiar con nuevos procedimientos para trabajar con MgAl y MgLi. Como resultado, el portátil no llega a pesar un kilogramo.

Para el estudio de arriba se tuvieron en cuenta partículas como las SO2, PM10, PM2.5, y NO2, un gran número de biomas, así como las soluciones dadas por otros científicos con sus inventos. En esto, nos ganan las plantas, quizá por eso es tan interesante aumentar la vegetación urbana.

Las hojas aprovechan mejor la luz solar

Otra comparación frecuente es la de las hojas y las placas solares. Ambas cumplen una función similar: mientras que la fotovoltaica transforma radiación solar en forma de fotones en energía eléctrica; las hojas transforman esos mismos impulsos fotónicos en energía química. El cuerpo humano también, por cierto, metabolizando algunos compuestos como la vitamina D.

Pero las placas solares, pese a su imparable eficiencia frente a los combustibles fósiles (hace años que el kWh solar es más asequible que el térmico), siguen muy lejos de la eficiencia de las hojas. Estas aprovechan hasta el último fotón, y no se calientan. ¿Podríamos extraer energía de las plantas?

Hace años que sabemos que existe una diferencia de potencial en las plantas. investigadores como Bioo han intentado de monetizar la idea; y trabajos como el de Juha-Pekka Pitkänen buscan usar las reacciones químicas de biorreactores para, además de limpiar el aire, “excretar” comida y electricidad. Pero, de momento, una tomatera hace ese trabajo muchísimo mejor.

Un árbol, mejor que un aire acondicionado

Del mismo modo, se ha demostrado que un árbol hace las veces de varios aparatos de aire acondicionado. No es que un árbol refrigere en el sentido mecánico (no podremos tocar una rama y que nos dé aire fresquito), sino que ayudan a reducir la temperatura de las ciudades entre 2ºC y 8ºC.

Así que, si estás interesado en instalar un aparato de aire acondicionado, probablemente también lo estés (sin saberlo) en fomentar más vegetación en tu ciudad.

Lástima que la naturaleza aún no haya “inventado” una pantalla y un procesador que copiar para tener un referente de ultraeficiencia, aunque en la última década hemos visto avances notables en diseños compactos y bajo consumo, como es el caso del compacto Acer Aspire 5, con 17,95 mm de grosor, hasta 11 horas de batería, pantalla IPS FHD y Acer Color Intelligence™.

En InGET by Acer | El Big Data ha hablado: los nuevos huertos estarán en las ciudades

En InGET by Acer | ‘Quédate en tierra’, la alternativa a los viajes en avión

Imágenes | Yavor Punchev, URV

Alma Landri