Hay un portátil que cubre todas tus necesidades y no te enterarás ni de que lo llevas encima

Actualmente hay tal diversidad de factores de forma y capacidades que no siempre resulta fácil escoger el portátil adecuado. ¿Necesitas un convertible si solo vas a realizar labores ofimáticas básicas? ¿Es preciso contar con una tarjeta gráfica dedicada cuando lo más exigente que se va a hacer es reproducir vídeos de YouTube?

Hace tiempo la industria quiso dar respuesta a esos usuarios que buscaban un equipo básico pero funcional con los netbooks, un concepto que ahora evoluciona de la mano de Google y los Chromebooks. La idea es presentar un sistema operativo plenamente funcional, pero más ligero que Windows en un hardware liviano y de gran autonomía, y sin las restricciones de esos antiguos miniportátiles de antaño. El Acer Chromebook 314 es un buen ejemplo de sus capacidades.

Ligero para que no estorbe en la mochila

Acer Chromebook 314

El concepto básico Chromebook va más allá de instalar Chrome OS en un portátil y dejar ahí las cosas. Un buen Chromebook debe ser portable, brindar un buen rendimiento y molestar lo mínimo posible. No son portátiles para ser vistos, sino para trabajar cuando hay que trabajar y dejarlos apartados donde no estorben cuando no es el momento de utilizarlos.

Así pues, nos encontramos ante portátiles de propósito utilitario. La forma sigue a la función. En el caso del Chromebook 314 de Acer, se trata de un equipo de líneas limpias y 1,5 kg de peso, que se puede ocultar fácilmente entre los libros y las carpetas de una mochila (o guardar rápidamente en un cajón) sin que moleste demasiado.

Hasta su pantalla Full HD de 14 pulgadas es fruto del compromiso entre prestaciones y utilidad. En efecto, ofrece tamaño suficiente para procesar textos y hojas de cálculo, navegar por Internet e incluso matar el tiempo con algún juego ligero. En cambio, no ocupa tanto como un portátil convencional de 15,6 pulgadas, cuyas dimensiones pueden tonarse poco manejables para muchas personas.

Pese a ello, el Chromebook 314 no es un portátil desprovisto de potencial. Posee un total de cuatro puertos USB 3.1, incluyendo dos de tipo C, así como una tarjeta microSD que le permite ampliar su almacenamiento. Por otro lado, ni siquiera precisa una unidad SSD al uso con cientos de gigabytes, puesto que una de las ventajas de los Chromebooks es que han sido diseñados para almacenar todos los archivos en la nube de Google.

La sencillez de uso por encima de todo

La filosofía utilitaria de los Chromebooks no se limita al hardware. De hecho, deriva de su propio sistema operativo: Chrome OS. Esta plataforma desarrollada por Google ha sido diseñada para brindar un entorno básico y funcional en el que no falta nada. Muy optimizado, carece de todas esas aplicaciones y opciones que nunca utiliza el usuario básico de Windows 10, con lo que resulta mucho más fácil de usar y también mejora su velocidad. Tanto es así que arranca en 8 segundos.

Uno de los aspectos más interesantes de Chrome OS es que básicamente se trata de un escritorio con acceso directo a las aplicaciones de Google. Gmail se ocupa del correo; Google Docs, de la ofimática; Chrome, de la navegación; y Google Photos cumple las funciones de visor de imágenes. La idea es que todos los documentos con los que trabajan residan en la nube, por lo que no es necesario disponer de una gran capacidad de almacenamiento.

Si por un caso estás trabajando en un lugar sin conexión a Internet, las fotografías que hayas editado o los documentos que estés procesando se guardarán en el equipo para sincronizarse más adelante. Aunque son portátiles con conexión permanente a la nube, también pueden trabajar offline.

Todas tus aplicaciones de Android están ahí

Acer Chromebook 314

Chrome OS, como vemos, es un sistema operativo muy interesante para trabajos sencillos y navegación web. ¿Pero qué pasa con las apps? ¿No se limita su potencial excesivamente si no podemos instalar nuevos programas? Así sería. Y de hecho, así era al principio, pero cambió. Esto es así porque Chrome OS incorpora compatibilidad con las aplicaciones de Android.

Puesto que nuestros teléfonos móviles se han convertido en una extensión más de la informática personal, Chrome OS permite ejecutar todas esas aplicaciones que ya tenemos en nuestros móviles Android directamente en el portátil. Su control mediante teclado y trackpad o ratón es sorprendentemente intuitivo y no reviste la menor complicación. Con el añadido de que el Chromebook 314 posee una pantalla táctil para poder pulsar iconos y desplegar menús directamente con los dedos.

La posibilidad de ejecutar cualquier aplicación de Android en un ordenador portátil abre infinidad de puertas a los Chromebooks, e incluso nos permite disfrutar a pantalla completa de juegos como ‘Crossy Road’. O utilizar Microsoft Office en su versión para Android en lugar de Google Docs si así lo preferimos. Simplemente, abre la Play Store en tu Chromebook y descarga la aplicación que quieras.

El portátil para la gente que realmente necesita… un portátil

Acer Chromebook 314

La idea de un portátil tan fácil de utilizar como un teléfono, con un arranque fulgurante y muy económico, ha hecho que Chrome OS arrase las escuelas de un buen número de países. En Estados Unidos, por ejemplo, Chrome OS está barriendo a otros sistemas operativos, e incluso algunas empresas han comenzado a sustituir algunos equipos de corte básico por Chromebooks.

Al final, cada consumidor escoge el portátil que mejor se adecúa a sus necesidades. Y si dichas exigencias se limitan a navegar por Internet, escribir correos y echar un ‘Candy Crush’ cuando no mira nadie, equipos como el Acer Chromebook 314 pueden cumplir con creces.

Imágenes | Acer

En InGET | Guía de compra de portátiles para la vuelta al cole

Alberto Ballestín