La alfabetización digital, clave para romper con aplicaciones y enlaces fraudulentos

¿Por qué la gente sigue cayendo en enlaces fraudulentos en Internet? La mayoría de los internautas y navegantes hemos visto anuncios del tipo «Haga clic aquí», «Ha ganado un ordenador nuevo», «es usted el visitante 1.000.000», y algunos menos recatados que no podemos mencionar en este espacio.

Saber cuándo estamos siendo manipulados es clave para no caer en los engaños de la red. En este artículo veremos algunos casos frecuentes de enlaces fraudulentos, así como cómo combatirlos para hacer de la red un lugar más seguro para todos.

Cómo evitar las ventanas emergentes con spam

Cómo evitar las ventanas emergentes con spam malicioso

Estamos navegando, accediendo a una página web, y otra ocupa su lugar mediante una ventana emergente, generalmente con colores vistosos e incluso sonido. Estos pop-ups suelen ser spam (información no solicitada) que deberíamos cerrar, ya que suelen ser dañinos. Para evitarlos, podemos configurar el navegador para que no los muestre.

Google Chrome: en Configuración > Configuración avanzada, seleccionamos Privacidad y seguridad y luego Configuración de contenido. En Ventanas emergentes elegimos si permitirlas o no.

Internet Explorer: en Herramientas > Opciones de Internet pulsamos en Privacidad y luego sobre  Activar el bloqueador de elementos emergentes.

Firefox: en Configuración elegimos Opciones y luego Privacidad y seguridad. En la sección de Permisos, seleccionamos Bloquear ventanas emergentes.

Estas opciones siempre son reversibles y, además, la mayoría de los navegadores permiten incluir excepciones, de modo que para nuestros sitios seguros podemos elegir, generalmente sobre la barra de navegación, el permitir que aparezcan ventanas emergentes.

Así se reconocen los anuncios por Internet que llevan a otras webs

Hoy día hay muchas páginas web que rentabilizan su site poniendo anuncios: es lo que paga a la gente que trabaja en ellas. La facilidad con la que se puede aplicar esto hace que desde páginas como Facebook a webs personales o foros hayan cogido la costumbre de colocar anuncios. También se lleva mucho en periódicos de todo tipo de tirada, así como en redes sociales.

Por distintas políticas, en redes sociales es muy fácil localizar los anuncios (o banners) porque aparecen marcados con las palabras «Publicidad» o «Promocionado». Varios ejemplos de Facebook y Twitter:

anuncios paginas web alfabetización digital

En otros espacios web se hace más complicado detectar qué es publicidad y qué es un enlace interno a la propia web porque los anuncios no vienen bajo un texto en que ponga «Publicidad». Para evitar que los internautas hagan clic, muchos anuncios se identifican en la esquina superior izquierda con un pequeño cuadrado azul:

anuncio pagina web alfabetización digital

En caso de que no nos fiemos de una imagen, es preferible no hacer clic, especialmente cuando esta nos lo solicita, como la imagen de abajo. Letreros como «Haga clic aquí» sin un tipo de clickbait (cebo) muy usado para infectar nuestro ordenador con software malicioso. Además de configurar nuestro portátil para evitar virus, debemos evitar este tipo de clics.

haga clic aquí digital alfabetización

No instalar complementos web en los que no tengamos plena confianza

Los complementos para navegadores son herramientas muy útiles, similares a programas pero que solo se usan en el navegador. Algunos de estos navegadores, como Chrome, tienen una gran tienda desde la que descargar miles de estas aplicaciones que nos ayudan en tareas varias como traducir un texto seleccionado (Traductor de Google) o añadir recordatorios rápidos (Trello).

Pese a su versatilidad, estos complementos tienen dos grandes desventajas. Por un lado tienden a ralentizar el ordenador, lo que quizá no nos suponga un problema. Pero, por otro, pueden hacer más vulnerable nuestro PC.

Al igual que las aplicaciones de orígenes desconocidos y poco fiables, dentro de las tiendas de complementos para navegador hay de todo: aplicaciones muy fiables de desarrolladores con garantías; y complementos de dudosa procedencia con un código que podría no solo dañar nuestro ordenador, sino poner en peligro nuestra información personal.

Por eso se recomienda siempre instalar solo aquellos complementos que sean necesarios, y siempre de marcas o aplicaciones seguras. Si dudamos, es preferible no instalar nada, ya que algunos complementos pueden ir acompañados de software malicioso de difícil desinstalación.

Cuidado con las aplicaciones descargadas en nuestro PC

En sistemas operativos Windows (como en casi todos los SO) tenemos dos opciones para descargarnos aplicaciones:

  1. Ir a la tienda oficial de Microsoft Store (recomendado);
  2. Descargar la app de Internet en formato ejecutable (no recomendado).

Del mismo modo que con los complementos para navegador, es altamente recomendable que conozcamos los orígenes de las aplicaciones que nos bajamos.

tienda microsoft alfabetización digital

Por ejemplo, si queremos instalarnos Photoshop para editar nuestras fotografías, deberíamos acudir a su página oficial www.adobe.com/Photoshop‎ y descargarnos la versión de prueba que luego podremos abonar si nos gusta. Aunque un programa pirata (modificado de un programa original como Microsoft Word o AutoCAD) no tiene por qué ir acompañado de software malicioso, es altamente desaconsejable descargarlo de páginas poco seguras de descargas ilegales.

Huir de aplicaciones que prometen solucionar todos los problemas

En una mezcla entre anuncios y aplicaciones, de vez en cuando encontramos alguna aplicación anunciada como casi milagrosa: «Alargue la batería de su portátil», «Deje su PC como nuevo», «Aumente la velocidad de su ordenador». Este tipo de anuncios pueden ser peligrosos, ya que las aplicaciones que prometen estas condiciones no solo no las cumplen: también nos infectan.

El sistema operativo Windows trae por defecto algunas aplicaciones para dejar el ordenador en estado de fábrica o hacer copias de seguridad para estar más seguros. Además, algunos antivirus disponen de opciones avanzadas para eliminar tareas que ralentizan el ordenador, como Avast, haciéndolo más fluido.

Correos electrónicos de dudosa procedencia o con enlaces en su interior

Correos electrónicos de dudosa procedencia o con enlaces en su interior

Otra de las grandes vulnerabilidades de la falta de alfabetización digital es el pecar de pensar que nadie nos enviará spam o aplicaciones maliciosas escondidas tras enlaces a través del email. Aunque lo usemos de manera personal y pensemos que solo lo tienen nuestros amigos y conocidos, el email es una puerta de acceso importante a nuestro PC.

Cuando recibamos un email de un amigo o familiar con algún enlace, se recomienda:

  1. asegurarnos de que la dirección email de nuestro conocido es correcta y encaja a la perfección con el que tenemos guardado;
  2. leer el email con atención también ayuda, detectando símbolos raros como la falta de interrogaciones de apertura «¿» o palabras extrañas.
  3. Si sospechamos, podemos hacer clic con el botón derecho y seleccionar «Copiar dirección de enlace», pegándola en un bloc de notas. Así podremos ver de antemano a dónde lleva.

Si recibimos instrucciones de nuestro banco, de la Agencia Tributaria o de algún organismo similar solicitándonos que hagamos clic en algún lugar del email, lo más probable es que sea un mail fraudulento, ya que estas agencias suelen dar instrucciones a seguir pero que realizaremos entrando en sus portales.

Del mismo modo que para comprender un texto se nos enseña a leer en el colegio, o para conducir con seguridad acudimos a la autoescuela, es importante contar con un cierto grado de conocimiento digital, aunque sea básico, como el que aparece en este artículo. Protegernos de ataques fraudulentos es muy fácil si seguimos una serie de instrucciones, pero más aún si comprendemos el mundo digital.

En InGET | Copias de seguridad: mejor hacerlas cuando aún no las necesitas

En InGET | Protege tu portátil: cómo configurar la seguridad de tu ordenador

Imágenes | iStock/chombosan, iStock/Gal_Istvan, iStock/Mack15

Marcos Martínez @euklidiadas

¿Compartes tu opinión?