¿Que aprender es aburrido? Kahoot convierte cualquier clase en una competición

Make learning awesome! Así comienza la página web de Kahoot, una de las herramientas educativas que más está cautivando a profesores y alumnos en todo el mundo, y en la que portátiles como el versátil y todoterreno Acer Aspire 1 tienen mucho que decir: gamificación de la tecnología en estado puro.

Su objetivo es muy claro: aprender mientras te diviertes. Se utiliza en colegios de todo el mundo, pero también en institutos, universidades e incluso en entornos de trabajo. Kahoot es una herramienta tremendamente versátil que deberías conocer, y que te presentamos a continuación.

La historia de Kahoot

En los últimos años está tomando gran fuerza el uso de la gamificación en el entorno educativo, es decir, hacer del aprendizaje un juego en vez de un proceso repetitivo. Kahoot es una de las muchas —cada vez más— herramientas de gamificación educativa que existen, y una de las más conocidas.

Su nacimiento data del año 2006, cuando Alf Inge Wang, profesor del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega, NTNU, comenzó a idear los primeros prototipos de la plataforma. Su objetivo, transformar el aula en un concurso en el que a través de la diversión y el entretenimiento llegaría el aprendizaje.

Tras unos cuantos prototipos lanzados como LectureQuiz, el actual Kahoot vio la luz en 2013, y desde entonces no ha parado de mejorar y evolucionar hasta llegar al producto que conocemos hoy en día.

Cómo funciona y qué podemos hacer con Kahoot

Kahoot es un juego de preguntas y respuestas a través de Internet, es decir, al que podemos acceder a través de un navegador web o de apps para smartphones o tablets. Debe haber un usuario que elige un Kahoot (una lista de preguntas con cuatro posibles respuestas cada una de ellas) y abre una sala a la que, a través de un código numérico, ingresan los participantes.

Existe un enorme repositorio de Kahoots ya creados por otros usuarios, y que pueden ser utilizados por cualquier persona. Están perfectamente categorizados según temática, nivel (es decir, curso) o idioma, y son accesibles a través de la sección ‘Discover’ de la página web.

La gran magia de Kahoot es que cualquiera puede crear su propio quiz adecuado a sus propios intereses y objetivos, ya sean educativos o escolares, o de otra índole. El proceso es verdaderamente sencillo, lo cual ha permitido que miles de usuarios sigan engordando este catálogo de Kahoots disponibles.

Por otro lado, jugar un Kahoot es una experiencia que tanto niños como mayores no olvidan. Les introduce en un concurso en el que aumenta la competitividad sana, y en el que si aciertas más preguntas, ganarás. Es entonces cuando llega la diversión y las risas, y tras todas ellas el verdadero y profundo aprendizaje:


Kahoot es una herramienta completamente gratuita de usar, aunque ofrece algunas modalidades premium y características adicionales especialmente pensadas para el ámbito escolar y para empresas.

Kahoot en el mundo de la empresa

Si bien el mundo educativo ha sido desde siempre su foco principal, en los últimos tiempos sus creadores han comenzado a orientar Kahoot también al entorno empresarial: formación de trabajadores, eventos, presentaciones o incluso reuniones que terminan de una forma mucho más amena con un Kahoot en los últimos minutos.

Como decíamos antes, la realidad es que Kahoot es un molde con el que cualquiera puede crear su propio juego de preguntas y respuestas. Puede ser un profesor y sus alumnos, un jefe y sus trabajadores, un padre y sus hijos… o hasta un amigo y sus colegas. Sus posibilidades son infinitas y se trata de una plataforma que está revolucionando el modo como entendemos tanto el aprendizaje como el entretenimiento digital.

En InGET | Google Arts & Culture, un museo (online) para dominar a todos (los físicos)
En InGET | No elijas, haz de tu trabajo un ocio como lo han hecho ellos

Pablo