No son disruptivas, pero son las tecnologías clave que van a dominar en 2021

En términos tecnológicos, 2020 está suponiendo una especie de punto y aparte, con cientos de proyectos ralentizados o replanteados. La pandemia mundial ha llevado a los principales fabricantes a tomar decisiones para seguir progresando sin tropezar. Tal es el caso de Acer, que ya apostó a tres cartas ganadoras.

Pero este ralentí no significa, en ningún caso, que la tecnología quede congelada. Más bien al contrario, la mayor parte de lanzamientos han cumplido objetivos y las empresas han realizando una coherente transición al trabajo en remoto y la centralización de recursos. ¿Qué podemos, entonces, esperar de 2021? Aquí tienes las seis tecnologías clave que van a marcar la próxima jornada.

Vehículos eléctricos por mucho menos

tecnologías clave

2021 marcará un nuevo hito en la movilidad, el año del crecimiento exponencial. Es la fecha de lanzamientos como el Hyundai Genesis, Aston Martin Rapide E, Audi e-tron GR, BMW i1/i4 y otros vehículos de gama alta completamente eléctricos, demostrando que los viejos escollos tecnológicos han sido superados.

Pero quienes busquemos un eléctrico mucho más económico tampoco tendremos problema: modelos como el Dacia Spring llegarán al mercado por un precio de salida de alrededor de 11.000 euros. Nunca antes esta conversión ha sido tan sencilla.

5G

tecnologías clave

¿Y qué pasa con la conectividad? En móviles, dar el salto del 4G al 5G significa saltar a una nueva comunicación mucho más ágil y fluida.

Si la primera generación solo permitía llamadas entrantes y salientes y la segunda introdujo los SMS, esta quinta generación multiplica las posibilidades, pudiendo navegar hasta 10 veces más rápido que en la actualidad (hasta a 10 GBps), lo que determinará el rendimiento de cualquier streaming o cualquier servicio que implique transferencia de datos, reduciendo la latencia hasta los 5 milisegundos y garantizando una conexión prácticamente en tiempo real.

HDMI 2.1

tecnologías clave

Ahora miremos al audiovisual. HDMI 2.0 es cosa del pasado, y los fabricantes de monitores y televisores lo saben bien. El nuevo estándar en conexión trae consigo un incremento en la banda ancha. ¿Y en qué se traduce? En 48 Gbps de datos, en poder reproducir contenido a resolución 8K a un límite de 100/120 Hz y 10K hasta los 100/120 Hz.

Una verdadero avance que también facilita el HDR dinámico y suma compatibilidad con VRR (Variable Refresh Rate) y ALLM (Auto Low Latency Mode), dos tecnologías pensadas para reducir la latencia y garantizar una perfecta sincronización entre las imágenes que envía el emisor y las que muestra el televisor en pantalla.

La apuesta de Intel y AMD

tecnologías clave

En cuanto al mundo PC, pronto llegarán los Core i9-10900K, los Core i7-10700K y los Core i5-10600K, con un techo de 5,3 GHz —superando por fin la barrera de los 5 GHz— en frecuencia de reloj, 10 núcleos y 20 hilos de ejecución simultánea.

Y aún debemos tener en cuenta el desarrollo de la 11ª generación de procesadores Intel Core de 8 núcleos, denominada Tiger Lake-H (los de 4 núcleos se denominan Tiger Lake-U), la cual daría el salto definitivo a los 10 nanómetros y aterrizará en 2021. AMD, su principal competidor, no tiene nada que temer con sus nuevos AMD Ryzen 9 3900XT, Ryzen 7 3800XT y Ryzen 5 3600XT, todos ellos pensados para CPUs de sobremesa —la serie portátil se denominará 4000XT—, con un pico teórico de hasta 4,7 GHz.

RAM y SSD más rápidos que nunca

tecnologías clave

Los vetustos HDD y la memoria DDR4 quedan atrás; en 2021 estas tecnologías apenas tendrán lugar en dispositivos portátiles. Los componentes mecánicos generan más ruido, calor y un gasto energético que los hace mucho menos rentables para un laptop. Solo hay que echar un ojo al potente sistema Acer Swift 5, con una unidad SSD PCIe 3×4 de 512 GB en su interior, además de poder  subir hasta los 16 GB de memoria RAM LPDDR4.

La memoria RAM LPDDR4 también es conocida como DDR de baja potencia debido a su doble velocidad respecto a la generación anterior pero mínimo consumo energético, lo que la hace especialmente propicia para portátiles. En cuanto a los SSD, el nuevo estándar PCIe 3.0 puede alcanzar unas velocidades de lectura secuencial de 3500 MB/s.

Nuevos protocolos de seguridad

tecnologías clave

“Los ataques con ransomware crecen un 90% durante la pandemia”. Es un temor real: las ciberamenazas no dejan de aumentar y se impone dar un salto a nuevos protocolos de seguridad.

2021 será el año de cifrados como el WPA3 en redes WiFi, la sincronización biométrica en todos los dispositivos móviles, con escáneres de retina o huella dactilar propulsada por el 5G, o incluso nueva criptografía cuántica que reemplaza los bits clásicos por bits cuánticos. Son aquellos que pueden ser 1 y 0 al mismo tiempo dependiendo de su carga energética, de manera que, al intentar vulnerar los paquetes de información, estos se alteran y “descomponen”, manteniendo la información cifrada e inaccesible.

Imágenes | Unsplash (1 y 2)

Israel Fernández