En unos años, tu supermercado también será tu banco online

En los últimos años hemos visto grandes cambios en el mercado de los servicios. Empresas que antes se limitaban a vender bienes físicos, como coches, ahora se desplazan hacia sectores de servicios, como la movilidad por minutos y movilidad como servicio (MaaS); y grandes empresas que antes ofrecían servicios digitales o tenían tiendas han creado su propio banco.

¿Empresas que están lanzando sus propios bancos?

Hasta hace unos años era impensable que una empresa que se dedica a la venta de objetos físicos, como es el caso de El Corte Inglés, se convirtiese en un banco. Pero, según algunas fuentes, en enero de 2020 pidió permiso al Banco de España para obtener la licencia. Unos años antes Orange había realizado el mismo movimiento. El objetivo parece ser ayudar a financiar productos y servicios.

En 2017, Facebook ya podía operar en España como banco, y en 2019 tanto Apple como Google le seguían la pista según The Wall Street Journal. El mismo año Amazon empezaba a dar a sus clientes la opción de financiar sus compras. Se avecinan cambios en el sector bancario, o una renovación total, derivada del uso de tecnología por parte de nuevas fintech.

¿Qué ganan las empresas al lanzar sus propios bancos?

Para entender por qué estas compañías están ampliando su negocio, vayamos a un ejemplo hipotético en el que Acer, además de un fabricante de tecnología de usuario, también fuese un banco. En este escenario imaginario, Olga quiere comprar un Acer Swift 3 de 512 GB SSD y procesador i7, la mayor equipación para este modelo; pero ocurre que no dispone del dinero en efectivo.

De modo que recurre a una financiera o a su propio banco y pide un microcrédito por el que acabará abonando el 102% del valor del producto en lugar del 100%. En lugar de esperar a ahorrar el dinero, abona una “penalización” del 2% porque quiere cambiar de ordenador cuanto antes.

Si Acer fuese un banco, podría ayudar a financiar la compra, obteniendo un beneficio. Pero también ganaría algo más: más datos de sus clientes, en este caso la capacidad de endeudamiento y otros datos económicos.

Un séquito de seguidores, la mejor baza de estas ‘fintech’

nuevas fintech bancos tecnologia

Uno de los motivos principales por los que empresas como Google o Amazon están ampliando su mercado es que cuentan con una amplísima cartera de clientes y usuarios. Eso, y que son empresas intensivas en datos de sus usuarios, de los que extrae información comercial.

  • El Corte Inglés: 11.000.000 tienen la tarjeta en 2019.
  • Orange (España): 20.263.000 clientes en 2018.
  • Amazon (mundial): 100.000.000 de suscriptores de Prime en 2018.
  • Facebook (mundial): 2.271.000.000 usuarios en 2019.
  • Google (mundial) en 2017: 1.400.000.000 de usuarios de Gmail; 1.500.000 usuarios de YouTube; 2.000.000 usuarios de Android.

Disponer de perfiles enriquecidos de sus clientes les permite personalizar los productos bancarios de un modo que la banca tradicional hoy en día es incapaz de realizar, a menos que haya dado el salto al mundo digital hace años y a día de hoy disponga de una importante base de datos.

Es posible que dentro de unos años el propio supermercado donde compramos sea nuestra entidad de crédito más cercana, ampliando de vender productos a operar con servicios.

En InGET by Acer | Así afecta la ruptura de la neutralidad en la red al mundo de los eSports

En InGET by Acer | Ha llegado el momento de plantearnos la navegación privada 24/7

Imágenes | iStock/gorodenkoff, iStock/pressureUA

Alma Landri