Guerra a los bordes: las pantallas infinitas ya están aquí

¿Van a desaparecer los bordes de las pantallas de los dispositivos? Es una pregunta coherente si nos fijamos en la evolución de los terminales de los últimos años. Hace una década los bordes de los portátiles podían medir hasta 2,5 cm de ancho, y ahora bajan por debajo del centímetro.

La ciencia ficción nos presenta pantallas en las que los marcos han desaparecido. Abajo podemos observar el “teléfono móvil” de los protagonistas de la serie ‘The Expanse’. ¿Estamos cerca de algo así? Sin duda, estamos más cerca que hace unos años y en 2018 hemos logrado grandes avances.

bordes-the-expanse-telefono-movil

El ratio pantalla-cuerpo, para medir bordes

Un ratio muy común que se usa para analizar ordenadores y móviles es el screen-to-body ratio o ratio pantalla-cuerpo. Consiste en dividir el área útil de la pantalla del dispositivo entre el área total, bordes incluidos. Así se sabe qué porcentaje es pantalla, y estamos alcanzando cotas muy interesantes.

En la feria IFA 2018, una gran cantidad de fabricantes presentaron muchos modelos de smartphones por encima del 80% de ratio, esto es, luciendo las llamadas “pantallas infinitas”. En el caso de los portátiles destacaron muchos de ellos, con dos modelos de Acer en el top:

  • Swift 5, con un 87,6% de pantalla;
  • Swift 7, con un 95% de pantalla.

Estas cifras asombrosas no aparecen de la noche a la mañana ni son consecuencia de un único desarrollo, sino que se presentan en el mercado de forma paulatina a través de decenas de iteraciones que abarcan años. Para ello, equipos de ingenieros trabajan a contrarreloj con el objeto de ir “limando” los bordes de los próximos diseños.

bordes-swift-7

En la imagen superior, vemos la presentación del nuevo Swift 7 (derecha) y su modelo anterior, de 2017, a la izquierda. Es una imagen muy potente porque muestra la evolución de este segmento. Las pantallas tienen el mismo tamaño de 14”, pero el marco del nuevo modelo se ha visto recortado considerablemente. En el caso del Swfift 5, luce un bisel reducido de 5,87 mm.

Más allá de la estética futurista

Las pantallas sin bordes son un gran reclamo visual. Pasar de dos centímetros de marco a menos de uno es sin duda estético y aporta una óptica minimalista y cuidada. Pero, más allá de la estética futurista se esconde una propuesta completamente funcional.

Un ejemplo: incluir un portátil de 15,6” en el marco de un portátil de 14” nos aporta más pantalla dentro del mismo espacio. O, dicho de otra forma, para un área frontal de iguales dimensiones tenemos más ratio pantalla-cuerpo y, por tanto, una mejor calidad de imagen. No en vano se están implementando pantallas Full HD, táctiles en muchos casos, con tecnologías de mejora de la calidad de imagen y ángulos de visualización.

Es muy probable que ahora mismo estés trabajando sobre un ordenador. Dibuja una línea imaginaria que recorte el marco a la mitad y “rellénalo” mentalmente con más pantalla. Es probable que ganes una pulgada más, como poco. Esa es la asombrosa tendencia del mercado.

¿Dónde irá la cámara si el marco desaparece?

Muchos usuarios se preguntarán qué harán los fabricantes de PC con las cámaras frontales para webcam. Si el marco sigue reduciéndose, ¿desde dónde se harán las videollamadas? Bueno, de momento los marcos no han desaparecido, y las cámaras son cada vez más pequeñas.

¿Tienes un portátil en casa o en el trabajo? Puedes comparar su cámara con la que tienes en tu teléfono móvil. Si se llevan varios años es posible que notes una diferencia de entre diez y dos veces el tamaño. Las primeras webcams funcionaban mediante USB y eran grandes dispositivos que se colocaban sobre el PC. Es probable que en unos años queden incluso detrás de las pantallas, como el teleprompter que usan en los informativos.

bordes-dispositivo-futuro

La guerra contra los bordes arrancó hace ya muchas temporadas y diferentes fabricantes de dispositivos –no solo portátiles o smartphones, sino también tablets, MP3, televisores, etc.– presentan pantallas con mayor ratio screen-to-body.

Si hay límite, no sabemos dónde se encuentra y habrá que localizarlo mediante nuevos diseños. Es posible que dentro de unos años una cifra de 1 o 2 milímetros se vuelva una barrera tecnológica insalvable. De momento, año a año los bordes siguen desapareciendo.

Imágenes | iStock/thedafkish, iStock/Pixsooz

En InGET by Acer | Las cinco tendencias tecnológicas que marcarán el nuevo curso 2018-2019

Alma Landri