Nueve formas de blindar tu PC frente a los niños de casa y los malos de fuera

Son muchas las dudas que pueden aparecer cuando un niño estrena ordenador o simplemente llega el momento de empezar a compartirlo con él. También es posible que estemos hablando de un usuario adulto pero novel (como padres y abuelos ajenos a la digitalización que nos rodea) y, por tanto, expuesto a los peligros que acechan en la red de redes. En sus manos, una tecla mal pulsada o un clic en un adjunto extraño pueden desatar la catástrofe.

¿Cómo impedirlo? Con esta pequeña guía vamos a tratar de sentar las pautas necesarias para que el uso de un ordenador compartido en familia esté libre de dramas. Verás lo fácil que es proteger tus datos y a los tuyos.

Seguridad infantil

El ordenador, siempre a la vista

Casi todos los expertos señalan que el ordenador familiar debería estar en una estancia compartida, como el salón. De esta forma, los padres siempre podrán ojear qué hacen los niños, si es necesario, con la excusa de echar una mano, y comprobar que no se exceden en su uso. El problema es que muchos equipos de sobremesa de torre pueden ser excesivamente grandes, por lo que ordenadores portátiles como el Acer Swift 5 son una opción sumamente recomendable no solo para el trabajo, sino también para el hogar.

Usa las opciones de monitorización de Windows 10

Windows 10 ofrece una serie de prestaciones avanzadas de monitorización dentro del apartado ‘Opciones de familia’, que encontrarás en el’ Centro de Seguridad’ del sistema operativo. Desde allí, podrás configurar opciones como los sitios de Internet que se pueden visitar, o no; gestionar el número de horas que un usuario puede pasar frente a la pantalla e incluso limitar los juegos disponibles por edades.

Para empezar a usar las ‘Opciones de familia’ de Windows 10, basta con crear un grupo de usuarios familiar. El proceso es sumamente simple y se completa en unos pocos minutos siguiendo unos pasos autoexplicativos, por lo que no tendrás problema alguno.

Copias de seguridad: cómo y cuándo hacerlas

A lo mejor no lo sabías, pero Windows 10 tiene su propio gestor de copias de seguridad. Lo encontrarás en las opciones de ‘Actualización y seguridad’. Ahí podrás indicar qué carpetas y archivos deseas copiar a un disco duro externo y con qué regularidad, de forma que nunca perderás facturas, trabajos ni recuerdos aunque extravíes el portátil o sufras una acción catastrófica. ¿Cada cuánto podemos hacer estas copias? Eso dependerá de cada familia, pero una vez por semana no es una mala idea.

Si el portátil familiar lo llevas de casa a la oficina y de la oficina a casa, puede ser fundamental.

Contraseñas: dónde y cómo guardarlas, cómo crearlas y cómo deben ser

Otra opción es crear cuentas separadas para cada miembro de la familia. De esta manera, será posible acceder a un escritorio diferente para niños y adultos, separando además las carpetas de usuario para evitar borrados accidentales. Estas opciones están disponibles dentro de la configuración de Windows, en la sección ‘Familia y otros usuarios’.

La recomendación general es que las contraseñas nunca deberían ser una fecha de nacimiento o el número de DNI, dado que son muy fáciles de adivinar. Es recomendable que tengan números, letras y tal vez una mayúscula.

¿Y qué pasa con las contraseñas del navegador? En ese caso, deberíamos evitar el autorrellenado desde el propio navegador. Si el problema es que no recordamos las nuestras contraseñas de todos los sitios que visitamos, podemos usar un gestor como Bitwarden para mantenerlas protegidas bajo llave en una caja fuerte personal.

Aún más rápido: usa Windows Hello

Una opción aún más rápida que usar una contraseña es Windows Hello. El sistema de identificación biométrica de Windows 10 reconoce al usuario en menos de un segundo usando elementos como la huella dactilar o su rostro. De esta forma, el Acer Swift 5 reconoce a grandes y pequeños automáticamente y abre sus sesiones con sus programas favoritos con solo arrancar el PC. Así de fácil.

Protege tu ordenador contra los malos

¿E-mail sospechoso? Desconfía de premios y preguntas de seguridad

Pero en ocasiones los problemas llegan de fuera. Por ejemplo, a través del correo electrónico. En este escenario, debemos tener en cuenta que nunca una empresa te va a pedir tu contraseña o número PIN. Ni el banco ni el supermercado ni tu proveedor de internet. Jamás. De igual modo, cualquier «premio» procedente de un concurso en el que no hayas participado debe ser considerado un fraude.

Si puedes evitarlo, nunca abras ese tipo de mensajes. Podrían contener malware o enlaces a sitios maliciosos diseñados para robar tus datos.

Nunca conectes un pendrive que no conozcas

Algo parecido sucede con los pendrives. Hay gente que deja caer a las puertas de la oficina un pendrive cargado de ransomware con la intención de que alguien lo recoja y lo pinche en su PC del trabajo. Lo siguiente que sucede es que toda la red queda secuestrada y el atacante exige un rescate en Bitcoins para desbloquearla. Este tipo de prácticas generan pérdidas de cientos de millones de euros todos los años.

Si ves un pendrive que no conoces (especialmente en el suelo o en la entrada del trabajo), déjalo estar.

No te olvides: Windows 10 trae su propio antivirus

Mucha gente aún lo desconoce, pero Windows 10 tiene un antivirus bastante competente. Aunque no es una mala idea utilizar un paquete adicional, como el que incluyen muchos portátiles nuevos, Windows Defender ofrece un buen nivel de protección y permite filtrar la mayoría de las amenazas corrientes. Simplemente asegúrate de tenerlo activo y actualizado.

Escoge bien tu ordenador

Puede parecer increíble, pero no todo el hardware es igual de seguro. Los procesadores Intel Core Gen11 como los integrados en el Acer Swift 5 poseen protecciones específicas contra determinados ataques de última generación que aprovechan vulnerabilidades presentes en chips más antiguos, por lo que gozan de un mayor nivel de protección.

Además, estos procesadores permiten desplegar medidas de protección avanzadas en sincronía con el propio sistema operativo, haciéndolos más seguros frente a bots de minado de criptodivisas, por ejemplo. Un motivo de peso para cambiar de ordenador, y es que no siempre dejar un PC antiguo en manos de los más pequeños es una buena idea.

Imágenes | Acer, kaboompics/Pixabay, Compare Fibre/Unsplash, Markus Spiske/Unsplash

Mr Píxel