Que no te la cuelen: así puedes detectar a los followers falsos en Instagram

“La burbuja de los influencers está explotando”, decía Zina Williams hace unos meses en Twitter. Apuntaba a cómo la instagramer Arii, con 2,6 millones de seguidores en Instagram, no había logrado vender ni 36 camisetas de merchandising. Era el mínimo para encargar los pedidos.

Aquí suceden dos fenómenos. Por un lado los influencers no mueven a tanta gente como se pensaba. Por otro, muchos de ellos compran cuentas falsas con rostros falsos. En este punto en el que nos preguntamos: ¿cómo puedo detectar followers falsos en mi Instagram?

Comprar falsos seguidores, ¿un negocio en auge?

Los falsos seguidores llegaron junto a las redes sociales. En el momento en que el número de interacciones y seguidores se volvió una métrica de éxito social hubo empresas que se dedicaron a crear redes de botnets (usuarios robóticos) que automatizan likes. Lógico que haya quien quiera salir de Instagram.

Debido a la falta de ética no enlazamos a las fuentes originales, pero hoy se puede comprar 100 seguidores por 2,49 euros, 1000 por 12,95 euros y 25.000 por 129 euros. En otras palabras, es relativamente fácil inflarse virtualmente. Pero también es sencillo analizar un perfil y pinchar su burbuja. Veamos cómo.

Así puedes detectar perfiles falsos de Instagram

Para elegir una cuenta que investigar simplemente hemos entrado en Instagram en el móvil y hecho scroll hasta dar con una con muchos seguidores. La “ganadora” ha sido @world_of_engineering, una cuenta sobre ingeniería y tecnología con 1,8 millones de seguidores.

Para los datos de este artículo nos hemos ido documentando en un viaje corto de tren usando el WiFi del móvil y un Acer Swift 5 para entrar en las respectivas webs y coger las capturas aprovechando que su bajo peso lo convierte en un complemento perfecto para la maleta de mano.

Entramos en la web SocialBlade y tecleamos la cuenta elegida. La nota que obtiene es A- (el máximo es A+++) y también vemos datos como el engagement o los likes por publicación.

Pero nos llama más la atención la lista de seguidores (+2348, +2165, +2663…). No vemos números redondos que indican compras de bots. Y la gráfica, que podemos ver totalmente desplegada en la pantalla, muestra una tendencia gradual. Parece que no hay trampa.

Pasamos ahora a IG Audit, web busca de forma automática el número de seguidores falsos. Y volvemos a auditar la misma cuenta. Tras unos segundos nos da un porcentaje de seguidores reales del 62,1%. Los falsos (682 k) no tienen por qué ser comprados, pero penalizan la salud de la cuenta.

¿Y qué tipo de seguidor nos sigue?

Utilizando una tercera herramienta, HypeAuditor, también analizamos la audiencia real de esta cuenta o de cualquier otra. Así descubrimos cómo la audiencia de esta web ronda los 25 a 34 años, el 69% habla inglés y el 22% son estadounidenses. Además predominan los varones.

Incluso nos informa de que al 42% le interesa viajar y el turismo, al 40% los coches y motos, y al 37% la fotografía. Instagram está repleto de datos para quienes saben sacarles provecho, aunque con HypeAuditor tendremos que registrarnos si queremos ir más allá.

Instagram se ha vuelto un escaparate en el que incluso podemos comprar. Sin embargo hemos de cuidar mucho si nos están engañando con cuentas de cartón-piedra. Al igual que nos protegemos frente al phisingdel email más nos vale no hacer mucho caso a los influencers y su burbuja.

En InGET by Acer | Seis redes sociales que nacieron… y pasaron a mejor vida antes de tiempo

En InGET by Acer | Instagram: de conseguir seguidores a borrar la cuenta, te lo contamos todo

Imágenes | Christian Gertenbach

Alma Landri