Todo lo que necesitas saber para empezar de cero en Instagram

Instagram es la red social de moda. Millones de usuarios publican, comentan y comparten diariamente fotografías e imágenes de su día a día, de sus hobbies, de sus negocios o del último Acer Swift 3 que acaban de comprar, y del que quieren sacar pecho en redes. ¿Quieres empezar en Instagram y no sabes cómo? Aquí te contamos lo que necesitas saber.

¿Qué es Instagram?

Instagram comenzó su andadura en 2010, cuando por entonces las redes sociales estaban arrancando. Facebook o Twitter ya movían grandes masas de usuarios, e Instagram llegó para cubrir una necesidad que por entonces parecía comenzar a aparecer: la de las redes sociales centradas en la imagen y la fotografía.

Mientras en Facebook, Twitter y en muchas otras el foco principal está puesto en el texto, este pasa a un segundo plano en Instagram para centrarse en la imagen y la fotografía. El poder de seducción está en crear bellas capturas que puedan atraer a los demás usuarios.

Porque, claro: en Instagram también existe el concepto de usuario y el concepto de mensaje. Es imprescindible adjuntar una imagen, generalmente una fotografía pero también puede ser un mensaje de texto —al que, habitualmente, se incrustan multitud de detalles coloridos, como por ejemplo un fondo que destaque—.

Hace unos años se introdujo el concepto de Stories en Instagram. Una story es una imagen o un pequeño vídeo que, tras publicarse, automáticamente se borra a las 24 horas. Este contenido con fecha de caducidad ha permitido que muchos usuarios publiquen con gran frecuencia, y que a su vez los usuarios ‘lectores’ indaguen cada pocas horas si existe nuevo contenido. Al final es cuestión de no querer perderse nada.

Porque en Instagram todo es ritmo y todo destaca. Esa es la esencia de esta red social que está rompiendo todos los moldes en los últimos años, y que apunta a seguir revolucionando el mundo.

Los números que mueve

Hay una cifra que destaca sobre las demás: más de 1.000 millones de personas en todo el mundo utilizan Instagram cada mes, y de ellas, según Hootsuite, la mitad lo usan a diario. Aproximadamente 1 de cada 8 personas en el mundo utilizan Instagram mensualmente.

Cada una de ellas publica, con mayor o frecuencia, fotografías todos los días. Se estima que son más de 500 millones las imágenes publicadas diariamente, por un público muy equilibrado aunque ligeramente dominado por el sexo femenino, con un 56% de usuarias. También existen más de 25 millones de profesionales dados de alta, que publican información sobre sus negocios para publicitarlos y atraer a nuevos clientes.

Como referencia, Papá Facebook lidera el mundo de las redes sociales con en torno a 2.500 millones de usuarios activos, y por ahí están otras redes como TikTok, YouTube, Twitter o Reddit. El mercado

Cómo empezar en Instagram

Como casi cualquier red social, empezar es lo más sencillo de todo: un registro con unos pocos datos, y listo. Este procedimiento podremos hacerlo tanto desde la página web como desde las apps disponibles para iOS y para Android. Uno también puede unirse a Instagram con su cuenta de Facebook.

Una vez realizado el proceso de registro, en el que se nos pedirán algunos datos tanto personales como del perfil público del usuario, podremos comenzar a seguir a otros y dejar que nos sigan. El concepto de comunidad es el mismo que en otras redes sociales: tarda tiempo en construirse y suele hacerse a base de comentar el contenido de los demás, de seguir otros perfiles y sobre todo de publicar contenido de calidad.

Si ya te has registrado y confirmado tu cuenta, ya puedes comenzar a publicar cosas. Esto deberás hacerlo desde un dispositivo iOS o Android, ya que desde un ordenador sólo se puede visualizar contenido y añadir comentarios.

Así, pues, desde tu teléfono móvil podrás publicar las imágenes y fotografías que hagas con él, o que hayas hecho previamente y guardado en la memoria. El proceso es trivial: tocar el botón con el símbolo ‘+’ del menú inferior, y elegir o capturar.

Una vez tengas la captura —o el vídeo— podrás aplicar un filtro, de entre una amplia variedad de ellos. Los hay que modifican los colores para que sean más calientes, otros más fríos; con aspecto envejecido, blanco y negro… decenas de ellos entre los que elegir.

Desde aquí también podrás modificar algunos aspectos tales como tamaño, forma, brillo, saturación o ciertos filtros de la imagen original. Algunos vienen ya incluidos, pero tienes una amplia galería en la que buscar. Cada día hay cientos de filtros nuevos creados por los usuarios.

Una vez lo tengas puedes pasar al siguiente punto: publicar la imagen. Para ello, selecciona un texto que la acompañará –en Instagram no hay títulos–, etiqueta al personal que consideres puede estar interesado en esta imagen y, si quieres, añade una localización. También podrás compartir tu publicación en otras redes como Facebook, Twitter o Tumblr.

Como verás, en Instagram la fotografía es esencial y todo gira alrededor de ella. La comunidad quiere imágenes que sean llamativas, particulares y originales, y que conecten a un usuario con otro.

A tener en cuenta

Es aconsejable que tus primeros pasos en Instagram, además de para configurar tu cuenta y hacer unas primeras publicaciones, los pases observando lo que hacen otros usuarios: las tendencias, las fotografías que más éxito tienen, cómo se añaden los textos y se etiqueta al personal, o cuál es la frecuencia habitual de publicación.

Para ello, sigue a algunas marcas o usuarios y observa lo que hacen, y cómo lo hacen. El tipo de fotografía que publican, los comentarios que reciben o incluso los horarios.

La originalidad es lo más importante de todo. Y es que la comunidad no quiere ver publicaciones repetidas o que sean más de lo mismo. Quieren ver cosas diferentes y nuevas, ya sea en formato imagen o vídeo

Y por último, sé constante en tus publicaciones. De nada sirve actualizar tres veces en un día y después dejarlo todo de lado durante varias semanas. Márcate un ritmo y síguelo siempre, pues esta es la mejor forma de ganar nuevos seguidores y que tus actuales followers estén pendientes de lo que publicas. La regularidad es esencial.

En InGET | Que no te la cuelen: así puedes detectar a los followers falsos en Instagram
En InGET | Instagram: de conseguir seguidores a borrar la cuenta, te lo contamos todo

Pablo