Windows 11: todas las novedades del próximo sistema operativo de Microsoft

Tras más de un lustro conviviendo con Windows 10, el sistema operativo de Microsoft ya tiene un sucesor para recoger el testigo. Windows 11 se ha hecho finalmente oficial, prometiendo la clase de cambios que cabe esperar en una plataforma que hasta ahora se estaba actualizando varias veces al año con novedades relativamente menores. Se trata de un sistema operativo más intuitivo y fácil de usar, pero también escalable y optimizado.

La idea general es que funcione igual de bien en tu antiguo equipo de sobremesa que en tu nuevo Acer Swift 3, adaptándose al mismo tiempo al tamaño de tu pantalla y la configuración del hardware disponible para brindar funciones específicas. Conozcámoslo en mayor profundidad.

Qué es Windows 11

Windows 11 es el nuevo sistema operativo de Microsoft. Aunque estará disponible como actualización para los usuarios de Windows 10, no es un simple parche, sino una renovación completa. Los cambios incorporados van desde el diseño de la interfaz a la programación interna de cada una de las aplicaciones, pasando por la tienda de aplicaciones e incluso el soporte para apps Android.

Aunque la actualización de Windows 11 será gratuita para los propietarios de una licencia de Windows 10, también será posible adquirirlo de forma independiente.

Novedades en Windows 11

Un nuevo sonido de inicio

Hay pocos sonidos más reconocibles que la música que acompaña al arranque de Windows. Desde el lanzamiento de Windows 95, con su jingle compuesto por Brian Eno, la «banda sonora» del sistema operativo es una de las novedades más esperadas en cada renovación. Y cómo no, Windows 11 también tiene su propio sonido de inicio.

Nuevos iconos

Cuando decimos que la interfaz de Windows 11 es nueva, queremos decir que lo es de principio a fin. Aunque familiar, el entorno visual incorpora cambios a todos los niveles, incluyendo los iconos del sistema. Mi PC, las carpetas, el botón de búsqueda, el explorador… Mires donde mires verás un nuevo icono. Y, sin embargo, lo podrás reconocer sin esfuerzo.

Menú Inicio y barra de tareas: renovados y con nueva posición

Tanto el menú de inicio como la barra de tareas han sido objeto de una importante revisión. El menú ya no muestra live tiles, sino que utiliza widgets y exhibe un aspecto más configurable por el usuario. Hasta se puede mover de izquierda a derecha.

La barra de tareas, por su parte, sitúa los iconos en posición central en lugar de a la izquierda como sucedía hasta ahora. Esto hace que sean más intuitivos de observar y clicar, al tiempo que libera espacio lateral para dar «aire» a otros elementos.

Experiencia táctil

Windows 11 ha sido diseñado para sacar más partido a equipos con pantalla táctil. Así, hay un nuevo teclado táctil con Swipe mucho más rápido de usar y permite utilizar los mismos gestos que con un touchpad. De esta forma, si estás acostumbrado a los gestos del touchpad de tu Swift 3 y tienes que trabajar en un convertible, no necesitarás proceso de aprendizaje alguno. Si sabes manejar uno, también sabrás aprovechar el otro.

Una revolucionaria Microsoft Store

Disponible en otoño, la nueva Microsoft Store será compatible con aplicaciones para Windows 10 y Windows 11, brindando compatibilidad con software Win32 y MSI (no así UWP, que ya no será soportado). Como gran novedad, Microsoft permitirá compras desde las propias aplicaciones sin pasar por la tienda oficial, lo que implica que podríamos ver mucho más software (como la plataforma Steam o ‘Fortnite’, en teoría). Y habrá soporte para apps de Android.

Soporte para aplicaciones Android

Como decíamos, la nueva Microsoft Store ofrecerá aplicaciones diseñadas para Android. Su instalación se realizará mediante un puente a la tienda de aplicaciones de Amazon y sabemos que dichas apps se ejecutarán como si fueran nativas de Windows, con ventanas que se podrán redimensionar, mover y minimizar, aunque por ahora no hay muchos detalles técnicos.

Aplicación de chat «powered by Teams»

Windows 11 estará muy integrado con Microsoft Teams, y el mejor ejemplo de ello es la aplicación Chat. Diseñada casi como un sustituto natural para Skype, Chat permitirá mantener conversaciones de texto, vídeo y hasta mediante mensajes SMS.

Skype ha muerto. Larga vida a Chat.

El Windows definitivo para gaming

Si hablamos de juegos, Windows 11 quiere ser la plataforma definitiva para gaming. Para empezar, sacará el máximo partido a DirectX 12 Ultimate (con opciones como sombreado de tasa variable y trazado de rayos), pero también incorporará novedades prestadas por Xbox Series X, como el Auto HDR (que genera un HDR automático en juegos sin esta prestación) y Direct Storage, para acelerar al máximo los tiempos de carga. El resultado: juegos visualmente más espectaculares y con un mejor rendimiento.

Animaciones, sonidos, esquinas redondeadas y más

Asimismo, Windows 11 contará con nuevos sonidos del sistema, pequeños cambios en el diseño más general, como las ventanas de esquinas redondeadas, y cambios a nivel de productividad. Uno de los más importantes es el configurador de ventanas, que permitirá colocar varias ventanas y aplicaciones en distintas posiciones para ocupar toda la pantalla tal y como queramos. Esto es algo que ya podíamos hacer, pero manualmente y de modo mucho más lento.

Ahora, si trabajamos en multitarea y necesitamos tener tres o hasta cuatro ventanas abiertas, tan solo hemos de marcar en Windows 11 cómo las queremos tener repartidas y él se ocupará de fijarlas. Una opción bienvenida si usas un portátil como el Swift 3 y hasta ahora te perdías tratando de colocar las ventanas solo con el trackpad.

Por último, podemos señalar que Windows 11 traerá su propio tema oscuro. Sí, Windows también se enriquece con opción de uso nocturno, igual que tu móvil.

Requisitos de Windows 11

Windows 11 será compatible con ordenadores dotados con un procesador de 64 bits de dos o más núcleos. También pedirá 4 GB de RAM y un mínimo de 64 GB de almacenamiento, así como una tarjeta gráfica compatible con DirectX 12 (aunque no es necesario que deba sacarle el máximo partido). El tamaño mínimo de pantalla será de 9 pulgadas, con una resolución básica de HD.

En un principio, los procesadores Intel Core anteriores a la octava generación y los AMD Ryzen 1000 no estarán soportados. Nada impedirá instalarlos (durante el proceso se mostrará una advertencia), aunque algunas funciones podrían no estar disponibles.

Por eso, la recomendación es tener un equipo nuevo y actualizado para poder sacarle el máximo partido. Con su CPU Intel Core de 11ª generación y gráficos GeForce MX350, el Swift 3 no debería tener el menor problema para correr Windows 11 como la seda.

Fecha de lanzamiento de Windows 11

En el momento de escribir este artículo, Windows 11 aún no tiene fecha de lanzamiento. No obstante, sabemos que llegará en la segunda mitad de 2021, así que ya queda poco.

Mr Píxel